Todas las Noticias
последний обряд смотреть онлайн
Carme Forcadell renuncia a volver a presidir el Parlament

Carme Forcadell renuncia a volver a presidir el Parlament

12 Ene./Agencias

Carme Forcadell ha renunciado a repetir como presidenta del Parlament porque cree que ahora se requiere de una figura “libre de procesos judiciales”, mientras los letrados del Parlament y un informe del Gobierno consideran que no es posible una investidura a distancia de Carles Puigdemont.

La argumentación de Forcadell, de ERC, contrasta con la situación de Carles Puigdemont (JxCat) porque éste, pendiente de un proceso judicial por rebelión y huido de la justicia en Bruselas, sí quiere ser investido presidente de la Generalitat, e incluso hacerlo de forma telemática o a distancia, ya sea vía Skype o por delegación.

La renuncia de Forcadell, que seguirá como diputada de ERC, se ha conocido a seis días del pleno de constitución del Parlament y el día en que el exconseller de Interior Joaquim Forn y los líderes independentistas Jordi Sànchez y Jordi Cuixart han asumido en el Tribunal Supremo, para tratar de salir de prisión, que las vías constitucionales son las únicas válidas para defender la independencia.

La decisión de Forcadell, el abandono de la política del exconseller Carles Mundó -que sonó como su relevo-, la renuncia de Artur Mas a la presidencia del PDeCAT, el abandono de Neus Lloveras de la Asociación de Municipios por la Independencia o el hecho de que el presidente de la ANC y número dos de JxCat, Jordi Sànchez, diga que renunciaría a su escaño si su formación persiste en la unilateralidad son pasos significativos en el mundo independentista.

Ahora, el movimiento de Forcadell obliga a Esquerra a proponer otro candidato, puesto que podría asumir un perfil con experiencia parlamentaria dentro del grupo republicano, como Ernest Maragall (exPSC) o Antoni Castellà (exUDC).

Ernest Maragall, que es el que suena con más fuerza en estos momentos para relevar a Forcadell, será quien presida de entrada la Mesa de Edad en la sesión constitutiva del próximo miércoles.

Forcadell no ha querido señalar nombres pero ha opinado que debería estar “libre de procesos judiciales”, como no es su caso ya que está investigada y en libertad provisional en una causa por rebelión que instruye el Tribunal Supremo.

Ha defendido en todo caso que ha actuado “siempre para defender la libertad de iniciativa y el derecho de liberad de expresión de los diputados”, y para “preservar” la soberanía del Parlament, aunque también ha admitido que se pueden haber cometido “errores”, porque “las cosas siempre se pueden hacer mejor”.

La presidenta del Parlament ha evitado pronunciarse sobre la eventual investidura por vía telemática o por delegación de Carles Puigdemont, que mañana reúne por primera vez al grupo de JxCat en Bruselas, con las ausencias de los electos en prisión -Jordi Sánchez y Joaquim Forn- y los que tienen prohibido salir de España -Josep Rull, Jordi Turull y Lluís Guinó-.

ERC sigue estudiando con sus servicios jurídicos la viabilidad de la investidura telemática o por delegación, que no cuenta con el apoyo de ningún otro grupo del Parlament, tampoco de los ‘Comunes’.

En este contexto, el Gobierno ha analizado el Reglamento del Parlament y ha concluido que no cabe tal posibilidad, porque no está contemplada en la norma que regula el funcionamiento de la Cámara.

En la misma línea, los letrados del Parlament coinciden de manera unánime en que la investidura del nuevo presidente de la Generalitat debe ser “presencial y personal”, considerando pues que el reglamento de la Cámara no sustentaría lo que pretende hacer JxCat.

A pesar de no haber recibido ninguna petición, los letrados mantienen en los últimos días diversas reuniones en la que están estudiando a fondo el reglamento para estar preparados para cuando les pidan un informe, algo que podría no tardar.

El letrado de las Cortes Generales Manuel Fernández-Fontecha cree que la propuesta de Puigdemont de someterse a una investidura de forma telemática o delegada supone “retorcer el reglamento al cien por cien y va en contra de lo establecido en el Estatuto” catalán.

Por su parte, el líder del PSC, Miquel Iceta, registrará en el Parlament un escrito en el que solicita a Forcadell -que es presidenta de la Cámara hasta su relevo- que encargue un informe jurídico urgente a los letrados sobre la “adecuación reglamentaria” de una investidura telemática o delegada, entre otros aspectos.

Catalunya En Comú ha advertido de que una interpretación “excesivamente creativa” del reglamento del Parlament para la investidura acabará en el Constitucional y con una “nueva intervención” de las instituciones catalanas, y consideran “inimaginable” gobernar desde Bruselas

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, considera que los soberanistas buscan ahora “a alguien que se salte las leyes” después de la renuncia de Forcadell, que demuestra el “sálvese quien pueda” de los dirigentes soberanistas.

En los próximo días podrían producirse más movimientos en los grupos independentistas del Parlament, pues no se descartan posibles renuncias a actas de electos por parte de los exconsellers que están en Bruselas, para asegurar así las mayorías en el pleno de constitución y en el de investidura.

Un elemento que en parte estará condicionado por si el Supremo autoriza la salida de los electos que están en prisión o se dan garantías de que podrán salir con permisos para participar en la actividad parlamentaria.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top