Todas las Noticias
последний обряд смотреть онлайн
El reciclaje de envases, vidrio, papel y cartón crece un 20% en los últimos cinco años entre la población de la ciudad

El reciclaje de envases, vidrio, papel y cartón crece un 20% en los últimos cinco años entre la población de la ciudad

El reciclaje de envases, vidrio, papel y cartón crece un 20% en los últimos cinco años entre la población de la ciudad

Cada vecino de la capital grancanaria recicló el año pasado 34 kilos de residuos

La concejala de Sostenibilidad, Pilar Álvarez, coincidiendo con la celebración, mañana, del Día Mundial del Reciclaje, hace un llamamiento para aumentar estos parámetros de reciclaje hasta alcanzar las medias estatal y europea

Las cifras de reciclaje en el municipio de Las Palmas de Gran Canaria consolidan su tendencia al alza, después del bajón experimentado en el periodo 2011-2015. Si en 2013 la recogida selectiva de residuos, en los contenedores azul, amarillo y verde, fue de 11.785 toneladas, en 2017 esa cifra aumentó hasta las 14.148 toneladas, un 20% de incremento, lo que supone unos 34 kilos de reciclaje por habitante en el municipio.

El Servicio Municipal de Limpieza, que dirige la concejal Pilar Álvarez, ha dado a conocer estas cifras con motivo del Día Mundial del Reciclaje, que se celebra mañana 17 de mayo, unas cifras que reflejan que cada vez los ciudadanos de Las Palmas de Gran Canaria están más implicados en la conservación del medio Ambiente, en este caso, a través del reciclaje.

Por fracciones, en 2017 se recogieron 4.635 toneladas del papel y el cartón que los vecinos depositaron en los contenedores azules, frente a las 4.253 toneladas del año 2013, un 9% más.

El cartón comercial, recogido en la ruta establecida por el Ayuntamiento, alcanzó el pasado año las 1.188 toneladas, 27 más que en 2013. Entre el cartón recogido en los contenedores azules y el cartón comercial, se recuperan diariamente en la ciudad 1,5 toneladas.

En cuanto al vidrio, contenedor verde, el incremento en el reciclaje ha sido más acentuado, pasando de las 3.309 toneladas de 2013 a las 4.835 correspondientes a 2017, casi 13 kilos por habitante al año, una subida del 47%.

La recogida selectiva de envases ligeros, contenedor amarillo, alcanzó en 2017 las 3.489 toneladas. Esto significa que cada vecino de Las Palmas de Gran Canaria depositó durante el pasado año algo más de nueve kilos de plásticos, latas y otros envases en estos contenedores.

Las cifras correspondientes a los residuos voluminosos (conocidos como trastos) también arrojan cifras considerables, ya que diariamente se recogen en el municipio de Las Palmas de Gran Canaria algo más de 13 toneladas. En 2017 se recogieron 4.814 toneladas frente a las 2.758 de 2013. Este incremento de casi el 75% se debe, en buena medida, al incremento del servicio de recogida de trastos puesto en marcha por el Servicio Municipal de Limpieza en el actual mandato, con más de 70 transportes diarios de manera gratuita.

Frente a estas cifras de reciclaje, las ya citadas 14.148 toneladas de residuos, se recogieron también en la ciudad en 2017 un total de 132.689 toneladas de basura mezclada sin reciclar, la depositada por los vecinos en los contenedores grises. Por esta razón, y pese a este incremento, la concejala señala que la concienciación y fomento del reciclaje aún es una tarea que requiere un gran esfuerzo ya que Las Palmas de Gran Canaria recicla el 9,7% de sus residuos, frente a la media nacional que está establecida en 29,7% y la europea en un 45%. Así, en 2017, cada vecino de la capital produjo 1,07 kilos de residuos al día, es decir, 388,82 kilos por año.

Frente a estos datos, Pilar Álvarez, concejal de Sostenibilidad, anima a los vecinos a controlar y vigilar más el consumo que hace diariamente y a apostar más por la reducción y la reutilización de los objetos. “En Las Palmas de Gran Canaria tenemos ya un estudio preliminar para la implantación de un sistema de recogida de residuos sólidos urbanos que incluye la fracción orgánica. Con ello aumentaremos las toneladas de reciclaje”.

Con respecto a otros sistemas que ya se están implantando en otras comunidades y otros países, Álvarez se muestra cauta. “Depende los los Gobiernos central y canario. A ellos les corresponde elaborar una ley de residuos y un plan de residuos. Ambos en elaboración. Tenemos que ver qué importancia le dan la la reducción, a la reutilización y a sistemas complementarios como el sistema de depósitos y devolución de residuos, el SDDR, con el que el consumidor recupera parte de lo pagado por cada envase”.

Efectos del reciclaje

Los efectos que conlleva la práctica del reciclaje en el municipio de Las Palmas de Gran Canaria tienen diversas variantes, la económica, la social y la medioambiental.

Las consecuencias económicas están muy claras, a más reciclaje mayor ahorro de dinero público. Las Palmas de Gran Canaria, al igual que el resto de municipios, paga una tasa al Cabildo Insular por depositar los residuos del contenedor gris, la llamada fracción resto, en sus instalaciones del ecoparque de Salto del Negro. No pasa lo mismo con las toneladas de residuos recogidas en los contenedores de reciclaje, por los que no se paga nada.

En cuanto a los efectos sociales y laborales, hay que destacar que la industria del reciclaje no para de crear puestos de trabajo a nivel mundial con más de diez millones empleos en los últimos años. A esto hay que añadir que reciclar residuos favorece la salud pública y el bienestar en la ciudad ya que se evita emitir millones de toneladas de CO2 cada año en el aire que respiramos.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top