Todas las Noticias
последний обряд смотреть онлайн

Illes Kanariak. Por Juan Rguez. Plaza. Periodista.

El momento glorioso de Coalición Canaria en la política nacional fue en las elecciones generales de marzo del año 2000, cuando logró formar dos grupos en el Congreso y en el Senado con 4 y 6 escaños respectivamente. Los hermanitos pequeños del nacionalismo catalán y vasco por fin se sentaban a la mesa de los mayores; y además superaban cualquier marca del Bloque Nacionalista Galego. Todo ello a pesar del hándicap de no gozar de idioma propio como percha emocional, pero con el honor de no haberse visto nunca espoleados por ninguna banda terrorista que sacudiera la piña para que ellos recogieran los plátanos. Hace dieciocho años de aquel hito y las cosas han cambiado. CC va tirando y buscando su sitio, habilidosamente, con el escaño de Ana Oramas. Por el camino han perdido en las elecciones autonómicas casi la mitad de los votos desde 1999 hasta las últimas de 2015. A pesar de todo siempre han gobernado, sí, pero el lobo de 2019 enseña sus orejas (una oreja de C,s y la otra de Nueva Canarias) y el miedo hiela el aliento, con o sin reforma de la ley electoral.

En esta situación se hace necesario reencontrarse con los hermanitos mayores y con los que vayan naciendo. Encima los primogénitos y los neonatos también andan en sus cosas. Así que todo suma, como se dice ahora.
La más reciente invitada a la suma ha sido Francina Armengol, presidenta de Illes Balears, que ha venido para hacerse una foto reivindicativa con Clavijo por el descuento del 75% en los billetes de avión para los isleños que quieran o necesiten ir a la península. Una causa de los dos archipiélagos, y de manera altruista para Ceuta y Melilla. Canarias ya logró el año pasado el 75 para los vuelos interinsulares, y con esto ya habría sido como ganar 2 ligas seguidas. Al final ha sido que no, era demasiado. Eso sí, la foto ha bajado a la categoría de selfi porque desde el PP le han indicado a Montoro que a los baleares pa’lante. Así que en el Senado se ha votado que ok al 75, contraprogramando de paso la cumbre canaria-balear.
Francina, que en realidad se llama Francesca, ha venido también a inaugurar una línea de Binter y a reunirse con sus obnubilados compañeros, y compañeras, del PSOE canario para explicarles cómo se hace para dignificar los sueldos en el turismo. Lo que pasa es que allí la temporada es medio año y aquí el año entero. Hasta el de CCOO Canarias le ha dicho que vale señora Armengol pero que aquí no es como allí.

A ella no le sale a cuenta sacar el tema, a Clavijo menos y a los socialistas canarios menos todavía, pero la sonriente mallorquina anda bien metida en catalanizar Baleares. En cambio la antigua Convergencia, ahora PDeCat, y el PNV no tienen ningún reparo en visitar a sus amigos sólo autonomistas de las Islas Afortunadas para meterlos en sus líos. Como cuando vino el hoy condenado por el referéndum del 9N Quico Homs, que en realidad se llama Francesc, y dijo en una entrevista que era un buen momento para las aspiraciones soberanistas de Canarias porque el Estado estaba muy debilitado. O en una de las visitas de Andoni Ortuzar, que en realidad se llama Andoni, cuando sentenció que Canarias había sufrido un proceso de colonización y que con una Constitución retocada podría descolonizarse. A cambio el gobierno vasco aconseja, por ejemplo, al gobierno de Clavijo sobre cómo enseñar mejor la Formación Profesional.

Vascos y catalanes son socios habituales de CC para ir con ellos a las elecciones europeas. El portavoz canario del ahora PDeCat es desde hace unos cuantos años Ramón Tremosa, desatado independentista de los de lazo amarillo y canesú estelado. No se sabe qué ha hecho para representar los votos canarios pero la imagen que da para un nacionalismo tranquilito como el insular es muy discutible.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top