Todas las Noticias
последний обряд смотреть онлайн
Rajoy aplaza todo diálogo sobre reforma de la Constitución a después del 1-O

Rajoy aplaza todo diálogo sobre reforma de la Constitución a después del 1-O

13 Sep./Agencias
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha pospuesto hoy cualquier diálogo sobre una posible reforma de la Constitución a después del 1 de octubre porque considera que ahora no es el momento para ello, sino para “dar la batalla” en defenderla frente a quienes “quieren liquidarla”.

La primera sesión de control al Gobierno del pleno del Congreso tras el paréntesis del verano ha centrado gran parte de su atención en la situación en Cataluña, y Rajoy, además de referirse a ella en respuesta a una pregunta del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en los pasillos de la Cámara ha pedido a los catalanes que no acudan si son llamados a formar parte de una mesa para el referéndum del 1-O.

Ha sido en su contestación a Rivera cuando el jefe del Ejecutivo ha fijado su orden de prioridades y ha explicado que ahora no es el tiempo de hablar sobre una reforma constitucional.

Rajoy ha insistido en que lo urgente ahora es defender los principios constitucionales ante los que están intentando acabar con la soberanía nacional y la legalidad e “incluso quieren inventarse una legalidad paralela” saltándose todos los trámites propios de los reglamentos de las democracias parlamentarias como cree que sucedió en la sesión del Parlament de la semana pasada.

A partir de ahí, ha asegurado, no hay “ningún inconveniente” en hablar de las cosas que se pueden reformar, “con rigor, seriedad y sin ninguna suerte de ocurrencias como, desgraciadamente -ha dicho-, estamos sobrados en España últimamente”.

Rivera ha coincidido con Rajoy en que hoy por hoy lo esencial es parar el “golpe a la democracia” que pretenden los independentistas, pero le ha pedido empezar a dar pasos para llevar a cabo una reforma constitucional que ha recordado que forma parte del pacto de investidura.

Por ello, le ha propuesto designar expertos y juristas que lleven al Congreso una propuesta para reformar la Constitución sobre la que puedan iniciarse los trabajos “sin ocurrencias ni disparates”.

También ha aprovechado para criticar la “especie de comisión ‘show'” que propone el PSOE para analizar el estado autonómico.

Ya en los pasillos del Congreso y en declaraciones a los periodistas es cuando Rajoy ha vuelto a insistir en que no habrá referéndum en Cataluña y ha pedido a los catalanes no participar en las mesas del referéndum.

“Si a alguien se le cita para acudir a una mesa electoral, que no vaya, porque no puede haber referéndum y sería un acto absolutamente ilegal”, ha subrayado.

Además, ante la oferta de diálogo del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, para evitar el referéndum, ha subrayado se lleva mucho tiempo hablando pero no se puede negociar liquidar la soberanía nacional.

La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, ha respondido también en el hemiciclo a dos preguntas sobre Cataluña, una del portavoz de En Comù Podem, Xavier Domènech, y otra del portavoz adjunto de ERC, Gabriel Rufián.

Ante la primera de ellas y tras el anuncio de Domènech de que pedirán la comparecencia urgente de Rajoy en el Congreso por la crisis catalana, Sáenz de Santamaría ha reprochado a Unidos Podemos que use al Gobierno como “coartada” de sus indecisiones en Cataluña.

Además, le ha instado a que “se aclare” y explique si su grupo respeta la legalidad y las leyes ante el referéndum del 1 de octubre o “son de los que apoyan que otros las desobedezcan”.

Ya en su respuesta a Rufián ha contrastado la libertad y democracia que cree que se evidencia cada día en el Congreso con la “tiranía” que se ha instalado en el Parlamento de Cataluña con la presidenta de esta institución, Carme Forcadell.

Rufián ha exhibido una impresora desde su escaño en defensa del referéndum del 1-O, la ha calificado irónicamente como “el cuerpo del delito” y ha instado al Gobierno a dejar de “hacer el ridículo y de perseguir impresoras y persiga a corruptos y ladrones”.

Para la vicepresidenta, el mejor termómetro de la calidad democrática es el trato al discrepante, y la prueba de que el Congreso es una cámara democrática y no lo es el Parlament ha sido la “actuación” de hoy de Rufián.

“Usted puede venir hoy aquí a decir lo que quiera y traerse puesto lo que le vega en gana. Puede incluso traerse la impresora para enseñarnos a hacer manualidades para fabricarse el referéndum en casa”, ha dicho irónicamente.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top