Abogacía del Estado se retira como acusación en la pieza Iberdrola-Villarejo

FILE PHOTO: The logo of Spanish utility company Iberdrola is seen outside its headquarters in Madrid, Spain, May 23, 2018. REUTERS/Sergio Perez/File Photo

17 Septiembre 2021/Agencias
La Abogacía del Estado ha decidido apartarse de la pieza del caso Villarejo que investiga los negocios del excomisario con Iberdrola, en la que hasta ahora figuraba como acusación, al entender que carece de legitimación en estos hechos.

 

En un breve oficio, al que ha tenido acceso Efe, la abogada del Estado Rosa María Seoane así se lo traslada al juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, si bien advierte de la posibilidad de volver a personarse siempre y cuando las pesquisas demuestren que hubo un perjuicio para el Estado.

 

El caso data de finales de 2019, después de que se publicara que Iberdrola contrató al excomisario José Villarejo para espiar a un juez, infiltrarse en plataformas contrarias a los intereses de la eléctrica, hostigar a miembros del comité de empresa de la central nuclear de Cofrentes o investigar a un accionista crítico.

 

El magistrado aprecia indicios de que hubo «voluntad» por parte de la compañía de ocultar los trabajos encargados a Cenyt, empresa vinculada a Villarejo, como prueba el hecho de que las facturas correspondientes fueron emitidas por otra compañía diferente.

 

En total, señalaba en un auto reciente, entre 2004 y 2012 figuran como recibidas y abonadas quince facturas sin pedido emitidas por Cenyt por un importe de 1.047.324 euros.

 

Entre los servicios solicitados se encuentra el llamado «proyecto Posy», centrado en investigar a Florentino Pérez «a fin de conocer cualquier circunstancia que, llegado el caso, pudiera ser utilizada en un escenario de conflicto con Iberdrola».

 

En la causa figura como investigado, entre otros, el presidente de la energética, Ignacio Sánchez Galán; de hecho, antes del verano, el juez mantuvo su imputación así como la de otros altos cargos de la época.

 

No obstante, es una filial -Iberdrola Renovables- y no la matriz la que figura como persona jurídica investigada.

 

Poco antes de que el magistrado confirmara el auto de imputación, Sánchez Galán había pedido que le apartara del caso, ya que los hechos «se hallan claramente prescritos».

 

Además, lamentaba la «incidencia negativa» causada a Iberdrola, con un impacto «insostenible, incluso para la segunda empresa con mayor capitalización» del IBEX 35.

Spread the love

Deja una respuesta