Arucas apuesta por tecnología inteligente y sin tóxicos para prevenir las plagas de roedores sin dañar el medio ambiente

La prueba con el sistema SMART de Articimex se llevará a cabo durante dos meses, se instalará en la zona de la calle Aparejador Ferrera

Arucas a 27 de julio de 2021.- El Ayuntamiento de Arucas ha puesto en marcha un sistema tecnológico, con trampas inteligentes, para controlar la población de roedores en el municipio. Mediante la tecnología SMART de Anticimex Arucas prevé frenar la aparición de cualquier plaga sin el uso de productos tóxicos.
La presencia de roedores en núcleos urbanos y cerca de zonas habitadas supone un peligro para la salud y el bienestar de la ciudadanía. Por ello, la concejalía Aguas que gestiona el concejal José Lorenzo Montesdeoca ha decidido probar un sistema tecnológico que evitará el crecimiento de la población de ratas en la ciudad y los posibles efectos adversos que pueden provocar mediante una tecnología, sostenible y respetuosa con el medio ambiente.
El Ayuntamiento de Arucas apuesta por la tecnología SMART de Anticimex en el municipio para frenar la aparición de plagas, ya que se trata de un sistema para prevenir y controlar las plagas sin utilizar productos tóxicos.
Los dispositivos actúan mediante sensores de movimiento y de temperatura para la detección y eliminación de las ratas en el alcantarillado. El sistema desarrollado por Anticimex, denominado Pipe, es un sistema digital de trampas automáticas que permite detectar y eliminar al roedor gracias a sensores de movimiento y temperatura. A continuación, la trampa se restablece inmediatamente y vuelve a esta lista para actuar de nuevo.
Además, gracias a este sistema, que permite monitorizar en tiempo real y realizar un seguimiento online, se puede reducir el número de desplazamientos innecesarios de los técnicos, consiguiendo una mayor eficiencia y una disminución de las emisiones de CO2.
De esta manera, el consistorio confía en Anticimex, compañía especializada en control de plagas, para realizar los tratamientos necesarios para controlar la población de roedores y minimizar los riesgos que esta especie puede acarrear, protegiendo así la salud y la seguridad de todos los vecinos.
La prueba, que se llevará a cabo durante dos meses, se instalará en la zona de la calle Aparejador Ferrera.
El concejal José Lorenzo Montesdeoca ha señalado que se trata de “buscar soluciones sostenibles, efectivas e innovadoras” porque para Arucas y por el bienestar de todos los vecinos y vecinas es “muy importante” cumplir con todas las garantías y disponer de la meejor tecnología para que “los ciudadanos/as de Arucas mejoren su calidad de vida”.
Además, después de este ensayo hay posibilidad de instalar el tratamiento a más zonas del municipio, por lo que se trata de “una experiencia piloto de gran importancia”, ha destacado el edil.
La tecnología SMART de Anticimex “elimina el uso de productos químicos para respetar el medio ambiente, en línea con la tendencia europea” y con la línea de respeto al entorno que tiene el Ayuntamiento de Arucas como eje trasversal de todas sus políticas y actuaciones.
De esta manera, los dispositivos que se emplean para el control de plagas son sostenibles y ecológicos, sin productos tóxicos y “respetando así la salud de las personas y el medio ambiente”, ha insistido el concejal.
Con todo, el Ayuntamiento “pone el foco en la salud de los residentes de Arucas para garantizar que estas plagas no interfieran en su bienestar”, a la vez que “apela a la responsabilidad ciudadana y anima a los vecinos/as a notificar cualquier indicio de plaga que encuentren en la ciudad”.
El alcalde de Arucas, Juan Jesús Facundo, ha celebrado la puesta en marcha de esta prueba piloto, que tiene visos de ser “futuro en el municipio” al tratarse de un “sistema inteligente, efectivo, sin impacto en el entorno y seguro para vecinos y vecinas”. Acabar con las plagas, ha dicho, es “prioritario y un tema de salud pública de primer orden” pero gracias a este sistema de tecnología inteligente ya no sera necesario el uso de productos químicos ni tóxicos poniendo así “lo ultimo en innovación en el control de roedores al servicio de la ciudadanía y la naturaleza que nos envuelve” sin ocasionar daño en el medio ambiente.
Esta acción se enlaza con la filosofía del Consistorio y sigue la senda de “usar la ciencia, la tecnología y los sistemas más respetuosos con el medio ambiente para sumar en calidad de vida sin ocasionar daños ni emisiones” que “cada vez será más habitual en la medida en la que sea posible”, ha señalado el regidor.

Spread the love

Deja una respuesta