Ashotel insta a las administraciones a reforzar la débil conectividad aérea de La Palma con destinos europeos este invierno

Playa de Puerto Naos, antes del cierre de esta localidad por los efectos de los gases.

20 Septiembre 2022

Considera vital reforzar la colaboración público-privada tras un año de la erupción y exponer ya un documento único con la planificación para la recuperación económica de la Isla
Tras un año de erupción volcánica, el sector turístico de la isla muestra su preocupación por la débil conectividad aérea con destinos europeos para este invierno e insta a las administraciones competentes a trabajar para reforzarla. Si bien la ocupación media hotelera los pasados julio (87%) y agosto (91%) fue muy buena en La Palma, según los datos de la encuesta elaborada por el Observatorio de Competitividad Turística y Sostenibilidad de Ashotel, la patronal hotelera considera fundamental para la recuperación económica de la isla recuperar las conexiones aéreas para este invierno, tradicionalmente temporada alta en Canarias.

La información facilitada a Ashotel por la oficina de promoción turística de La Palma arroja un panorama preocupante para los próximos meses. En este sentido, el vuelo directo con Berlín de Easy Jet se cancela para esta temporada de invierno 2022-2023; Ryanair también elimina su conexión directa desde Bérgamo; Vueling cancela su vuelo de los jueves desde Barcelona, aunque mantiene el de los sábados, y también elimina su conexión con París; y tan solo Condor mantiene la operativa que tuvo este verano con La Palma, cuatro frecuencias semanales con las ciudades alemanas de Frankfurt, Múnich, Hamburgo y Dusseldorf. Así las cosas, es necesario reforzar la promoción en Francia e Italia y romper esta situación de incertidumbre.

El buen verano en cuanto a ocupación en La Palma se ha debido a varios factores, aunque el más destacado es el menor volumen de camas abiertas actualmente, al mantenerse cerrada la zona turística de Puerto Naos por los gases, uno de los núcleos palmeros con más plazas alojativas. Esta circunstancia arroja el dato, a finales de julio, de 4.948 plazas abiertas en hoteles y apartamentos, según las cifras del Instituto Canario de Estadísticas (Istac) que, sumadas a las 3.000 camas que se estima que están cerradas en la zona de exclusión, hacen un total de 8.000 legales.

En este sentido, en Puerto Naos continúa cerrado el hotel Sol La Palma, establecimiento de 4 estrellas con el mayor volumen de camas de la isla, con 1.000 plazas hoteleras. Se suman otros establecimientos más pequeños que se encuentran en la misma circunstancia, como los apartamentos Playa Delphin o La Muralla, entre otros. Si las condiciones de salubridad lo permiten y los niveles de CO2 disminuyen a valores aceptables en Puerto Naos, el sector trabaja para volver a la actividad turística a partir de noviembre.

También ha funcionado la campaña del Bono La Palma en el mercado nacional, puesta en marcha por el Gobierno de Canarias, y que en total pondrá en el mercado 20.000 bonos de 250 euros entre febrero y diciembre de este año. Hasta el pasado 7 de septiembre se habían activado algo más de 17.300 bonos, según los últimos datos de la Consejería de Turismo del Ejecutivo canario.

Propuestas de Ashotel

El vicepresidente de Ashotel en La Palma, Carlos García Sicilia, recuerda que la patronal hotelera, que se puso a disposición de las autoridades desde el inicio de la erupción, formuló una serie de propuestas para la recuperación económica. Algunas de ellas se han cumplido (entre otras, la eliminación de tasas aeroportuarias), pero quedan otras que Ashotel entiende importantes y que no se han llevado a cabo.

“Es fundamental reforzar aún más la colaboración público-privada; las administraciones competentes en las diferentes áreas de gestión de esta situación excepcional en la isla deben apoyarse en el conocimiento del sector privado, porque sabemos que la forma más eficaz de avanzar es sumar la participación de todos”, comenta.

En este sentido, Ashotel, consciente y de acuerdo con que la emergencia social ha sido y es la prioridad en esta catástrofe natural que arrasó casi 3.000 viviendas y afectó a más de 1.200 hectáreas, recuerda también que para que la economía palmera salga adelante el turismo es uno de los sectores prioritarios y que con mayor facilidad podría contribuir a despegar de una situación difícil como esta, siempre y cuando se adopten medidas.

Entre las propuestas que no han sido acogidas por las administraciones está el alivio fiscal a las empresas turísticas que, no estando en la zona de exclusión, también acusan la crisis. Hace algunos meses la patronal hotelera apuntó la necesidad de articular de forma inmediata ayudas directas a estas empresas para poder garantizar su supervivencia y alejarse del estrangulamiento financiero de un sector que, junto con la agricultura, supone el principal motor de la economía palmera.

García recuerda que el Gobierno de Canarias ha elevado sus ingresos por recaudación de IGIC en el primer semestre de 2022 casi un 12%, hasta los 931 millones de euros, con respecto al primer semestre de 2019, y que en circunstancias excepcionales como esta se podría utilizar parte de ese incremento para ayudar a las empresas turísticas que más lo necesiten.

Planificación de la recuperación económica

Entre las propuestas que también viene formulando Ashotel está la necesaria planificación de la reconstrucción económica de la isla, una acción que sigue siendo urgente, a pesar del paso de los meses. “Tras un año de la erupción, no existe aún un plan unificado que diga qué se va a hacer o se está haciendo, en qué plazos, cómo y qué entidades participan”, recuerda García Sicilia.

Asimismo, la promoción turística de La Palma requiere de un documento que reúna todas las acciones que se han puesto en marcha o se van a poner en un futuro. Esa promoción turística de la isla, a juicio del vicepresidente de Ashotel, debe pivotar sobre dos ejes fundamentales: por un lado, que refuerce el mensaje de que La Palma es una isla segura; y, por otro, que se aproveche este fenómeno natural para impulsar la isla como un destino de volcanes. El sector hotelero, además, considera que sería muy útil y decisivo poder participar en el diseño de ese plan de promoción específico.

La patronal hotelera estuvo y está muy pendiente del fenómeno eruptivo en La Palma y sus consecuencias. Desde el primer minuto se puso a disposición de las autoridades de la isla para colaborar en todo aquello que fuera necesario; se llegó a un acuerdo con el hotel La Palma & Teneguía Princess para albergar a cientos de personas evacuadas de las zonas de exclusión (aún quedan en ese establecimiento 107 personas evacuadas, muchas de ellas de los núcleos de Puerto Naos y La Bombilla) y en todos aquellos foros regionales y nacionales se ha expuesto una batería de propuestas de reimpulso al sector turístico para cuando finalizara la erupción, a mediados de diciembre de 2021. Incluso, esa batería de medidas de recuperación fue expuesta en octubre de 2021 en el Parlamento de Canarias por parte del presidente de Ashotel, Jorge Marichal, durante la visita del Rey Felipe VI.

Spread the love

Deja una respuesta