Asociaciones de guardias civiles piden la dimisión de Marlaska por la tragedia de Barbate

11 de febrero 2024/Agencias

Varias asociaciones de guardias civiles han reclamado este sábado la dimisión del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por el «desprecio» demostrado a los agentes que luchan contra el narcotráfico al no haber incrementado su seguridad pese a estar avisado de que iba a «ocurrir una desgracia».

Y si no dimite, en la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) esperan su «cese inmediato» por la tragedia ocurrida en el puerto de Barbate (Cádiz), donde dos agentes fallecieron tras ser embestidos por una narcolancha, hechos por los que han sido detenidas cinco personas.

La AECG lleva cinco años exigiendo al titular de Interior «más medios y más personal para luchar contra unos delincuentes que se han adueñado» del Campo de Gibraltar y el reconocimiento como Zona de especial singularidad «para los que se están jugando su vida».

Pero nada de eso ha llegado pese a que se le ha avisado «por activa y por pasiva» de que «un día ocurriría una desgracia irreparable y sobre sus hombros caería toda la responsabilidad».

También la asociación profesional Justicia para la Guardia Civil (JUCIL), que piensa presentarse como acusación popular, quiere la dimisión de Marlaska. «Es casi una trágica comedia que el ministro viajara ayer precisamente a Cádiz para asegurar que el Campo de Gibraltar es ahora un área más segura que hace algún tiempo», ha censurado.

JUCIL reclama un cambio legislativo para que el Código Penal recoja como delito la sola posesión de lanchas rápidas, «con potentísimos motores», como las que han utilizado los ahora detenidos.

Por último, la Unión de Guardias Civiles (UniónGC), ha lanzado el siguiente mensaje al Gobierno de la Nación, al de la Junta de Andalucía, a los ayuntamientos de las provincias de Cádiz, Huelva y Málaga y «sobre todo» a los responsables del Ministerio del Interior: «la seguridad de su gente está en sus manos».

Sin embargo, «es muy triste, muy indignante, muy trágico, que tengamos que depositar nuestra alerta y nuestra rabia, sobre los cadáveres de dos de nuestros compañeros», ha concluido.

Indignación también entre los policías
Los sindicatos policiales también han reaccionado a la tragedia con la exigencia para el Sindicato Unificado de Policía (SUP) de soluciones «reales, inmediatas y contundentes» ante un problema de Estado como es la lucha contra el narco en el Campo de Gibraltar.
«El narcotráfico se ha convertido en la actividad protegida, defendida y jaleada por una sociedad que se rompe y que ha perdido el miedo a los servidores públicos que se juegan la vida para tratar de frenar esta lacra con peores medios que la gentuza que está dispuesta a acabar con la vida de policías nacionales y guardias civiles», lamenta en un comunicado el SUP, en el que muestra su «indignación más absoluta».

Por todo, el SUP urge a trazar un nuevo plan de lucha contra el narcotráfico que de verdad dote de medios suficientes para atajar el problema, una reivindicación con la que también coincide JUPOL que, en declaraciones a EFE, se suma a las peticiones de cese de Marlaska y considera que las muertes se podían haber evitado con más y mejores medios humanos y materiales en la zona.

«Es urgente abordar la declaración de Zona de Especial Singularidad del Campo de Gibraltar y hacerlo de manera contundente, sin parches y sin improvisaciones», aseguran desde JUPOL.

Por su parte, el sindicato CSIF pide medios adecuados tras denunciar en su perfil de X que el servicio de Vigilancia Aduanera «está patrullando con embarcaciones que no cumplen las medidas de seguridad».