ATME alerta al ministerio de Defensa sobre una posible retirada y almacenamiento de tubos de fibrocemento en el Acuartelamiento de Aizoaín

Pudo haber sido realizado por militares sin formación adecuada y sin estar dotados de las debidas medidas de protección.

Las fibras de amianto que pueden desprenderse en su manejo y transporte son cancerígenas y desde el 7 de diciembre de 2001 su uso y fabricación está prohibido en España

Leganés, 17 agosto de 2022
El 10 de agosto, ATME difundía una nota de prensa donde manifestaba que los militares no pueden poner en riesgo su salud trabajando, sin saberlo, en instalaciones contaminadas por amianto; por ello, había solicitado por escrito un catálogo de actuaciones al ministerio de Defensa, como por ejemplo realizar un catálogo de instalaciones afectadas, aplicar procedimientos de prevención de riesgos laborales específicos en estas unidades, realizar controles médicos periódicos y declarar como acaecidas en acto de servicio las bajas o fallecimientos producidas por esta causa.

A raíz de esa noticia, ATME ha recibido información y material fotográfico de una presunta retirada de tubos de fibrocemento en el Acuartelamiento de Aizoain (Berrioplano-Navarra). Esta retirada, según la información recibida, fue realizada en agosto de 2021 por personal militar de la USAC Aizoaín, sin ningún tipo de formación especializada ni material de protección. Las tuberías fueron precintadas en una alcantarilla que fue sellada con cemento, cercana a un edificio actualmente en desuso.

La retirada de estas tuberías debe realizarse por empresas especializadas que no solamente deben retirar las tuberías, sino que deben empaquetarlas para que no se emitan fibras de amianto durante su transporte, limpiando la zona donde estuvieran para que no quede ningún resto de amianto. Las tuberías finalmente deben ser depositadas en vertederos de residuos peligrosos que tengan autorizados un depósito específico para residuos de estas características.

ATME, ha remitido un escrito al ministerio de Defensa informando sobre esta situación y solicitando que, con carácter urgente, investigue y determine si el material precintado en la alcantarilla son tubos de fibrocemento y a que instalaciones pertenecerían. En caso de comprobarse se ha enumerado una batería de preguntas y propuestas para minimizar el impacto que pudiera tener en el personal destinado, comprobar el estado de salud del personal interviniente y averiguar quién ordenó estas actuaciones y si pudiera haber incurrido en un acto de negligencia.

Spread the love

Deja una respuesta