ATME se muestra completamente defraudada con el informe de la Comisión de Trabajo sobre retribuciones

El informe puede perjudicar ostensiblemente a los militares de tropa y marinería y al personal en reserva o sin destino.

La ministra de Defensa manifiesta que no es necesario un aumento de retribuciones ya que “la inmensa mayoría de los 120.000 hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas no va a manifestaciones”.

Leganés, 6 julio de 2022

La Asociación de Tropa y Marinería Española “ATME” ha mostrado su desacuerdo con que en el próximo incremento de los presupuestos de Defensa, con objeto de alcanzar el 2% al que se ha comprometido el gobierno de España ante sus socios de la OTAN, olvide un elemento tan esencial como es el aumento de las retribuciones de sus militares.

ATME ha puesto de manifiesto reiteradamente que los sueldos de los soldados y marinero de las Fuerzas Armadas son “salarios de vergüenza”, lo que ocasiona que sean los servidores públicos peor retribuidos. Valga como ejemplos las nóminas de soldados que perciben como salario neto 1.076 € mensuales o cerca de 1.000€ si tienen medidas de reducción de jornada por cuidado de ascendientes o descendientes. A esto hay que sumarle la realización de servicios y maniobras, ampliaciones de horarios, disponibilidad permanente, etc. que no suponen un aumento de retribuciones, aunque si del número horas trabajadas.

Lamentablemente, desde el ministerio de Defensa, se vienen lanzando mensajes dando a entender que la actualización de las retribuciones de sus trabajadores no son un objetivo por alcanzar. Si hace meses la titular del ministerio, Margarita Robles, manifestaba que nadie le había solicitado un aumento de retribuciones en sus visitas a diversas unidades, este 4 de julio, en una entrevista al diario La Razón, respondía a una pregunta del entrevistador contestando que se había manifestado un escaso número de militares pidiendo este aumento, ya que la mayoría de ellos no iban a estos actos.

“Se manifestó un número muy limitado de militares. Yo tengo el mayor respeto por los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas y, por tanto, iremos viendo cómo evolucionan los acontecimientos. Pero la inmensa mayoría de los 120.000 hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas no va a manifestaciones”. (Ministra de Defensa, Margarita Robles)

Todas estas intervenciones de la ministra de Defensa solo podían significar que el resultado del informe que se iba a presentar este 4 de julio a las asociaciones profesionales militares, por parte del presidente de la Comisión de Trabajo Temporal sobre retribuciones, sería un fracaso al rechazar la mayoría de sus propuestas, como así fue.

El informe, en su apartado “conclusiones”, solo incluía recomendaciones al ministerio de Defensa para su posterior estudio; ningún objetivo a alcanzar. De estas conclusiones merecen destacarse dos puntos por la repercusión negativa que pudieran tener para la Escala de Tropa y Marinería y para el personal en la reserva o sin destino:

  1. Complemento de Empleo, donde el presidente de la comisión veía argumentos técnicos para establecer el nivel del empleo del sargento en 20, incrementando los de empleos superiores hasta el de teniente; pero matizando que para modificar los niveles de empleo de la tropa y marinería habría que profundizar en el análisis.
  2. No proponiendo la subida del Complemento General del Complemento Específico, lo cual repercutirá muy especialmente en el personal en la reserva o sin destino, ya que los otros puntos tratados, como Complemento Singular del Complemento Específico o Complemento de Dedicación Especial, afectaban solamente al personal destinado.

El colofón de esta comisión, prorrogada de medio año a un año, solo puede ser que el ministerio de Defensa creó una comisión de trabajo temporal obligado por la solicitud de la mayoría de las asociaciones profesionales militares presentes en el Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas (COPERFAS); pero sin un verdadero deseo de que supusiera un verdadero inicio para la dignificación de los salarios militares.

Spread the love

Deja una respuesta