Bajan a 18 las muertes por covid en residencias, pero aumentan los contagios

16 Octubre 2021/Agencias
Las muertes de personas con covid-19 en las residencias de mayores continúan en descenso y en la semana del 4 al 10 de octubre se registraron 18 fallecimientos (18 menos que en la semana anterior), aunque el número de residentes que han dado positivo se ha elevado hasta los 226.

 

Según los datos actualizados este viernes por el Imserso, los contagios han aumentado en 60 casos (de 166 a 226) con lo que se rompe la tendencia a la baja de las últimas siete semanas tras el pico de la quinta ola en la primera quincena de agosto.

 

Los fallecimientos, sin embargo, mantienen la tendencia a la baja de las últimas semanas al pasar de 36 muertes a 18.

 

En total, desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020 hasta ahora han muerto con covid-19 o con síntomas compatibles 30.646 personas en centros de mayores.

 

La letalidad en esos centros (relación entre casos de contagio y fallecimientos) sigue a la baja gracias a la vacunación masiva: en lo que va de segundo semestre del año es del 11,2 % y en el primero fue del 21,9 %.

 

Por comunidades autónomas, el mayor número de fallecimientos en estos centros en la última semana se registró en Aragón (5), seguida por Castilla-La Mancha (3) y Andalucía y Madrid (2 en cada caso).

 

Todo ello mientras la normalidad se va abriendo paso poco a poco en las residencias de mayores, con cada vez menos limitaciones en las visitas y más actividades recuperadas.

 

Cada comunidad autónoma actualiza sus protocolos y normas para sus centros de mayores en función de la evolución de la pandemia.

 

Por ejemplo, Castilla y León permite desde este viernes que los usuarios de las residencias públicas y privadas de personas mayores y con discapacidad reciban visitas en sus propias habitaciones manteniendo siempre las medidas de seguridad de carácter general y limitada a un solo visitante en estos espacios.

 

Madrid levantó la semana pasada las limitaciones en las visitas, permitiendo el contacto físico -con uso de gel y mascarilla- y los «abrazos breves» entre personas vacunadas, pero sin contacto cara a cara.

 

A mediados de septiembre, fueron las residencias de ancianos de la Comunidad Valenciana y Cataluña las que recuperaron el contacto entre residentes y familiares o allegados que acudan a visitarlos, aunque con algunas condiciones.

Spread the love

Deja una respuesta