Borrell : la UE no compite con ruta de seda china en interés por conectividad

12 Julio 2021/Agencias
El alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, dijo hoy que la UE no va a «excluir a nadie» en su intención por prestar más atención a los retos geopolíticos de las nuevas tecnologías, pero aseguró que el proyecto europeo no es «una alternativa a la ruta de la seda china».

 

«No vamos a excluir a nadie. La conectividad es global», dijo Borrell en una rueda de prensa al término de la reunión que los ministros de Exteriores de la UE celebraron hoy en Bruselas.

 

«Pero no lo miren como una alternativa a la ruta de la seda china. No es nuestra ruta de la seda. Es un objetivo más amplio de poner la conectividad en el centro de la Política Exterior», puntualizó el alto representante.

 

«No es un plan con una lista de infraestructuras, marcando en el mapa dónde vamos a invertir en un puente o en infraestructuras», dijo.

 

No obstante, Borrell sí subrayó que la UE debe «implicarse» más por lo que respecta al impacto en la geopolítica de las nuevas tecnologías digitales, a las que tildó de «cruciales» para la sociedad y la economía actual.

 

Y añadió también, sin mencionar a ningún país en concreto, que «actores globales están utilizando estas tecnologías para manipular» e «interferir en el debate público o los procesos democráticos».

 

Quién sí citó explícitamente a China fue el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, cuando se refirió a este debate a su llega al Consejo.

 

«La conectividad se trata también de China. Vemos que China, con muchas posibilidades económicas y financieras, utiliza en todo el mundo las posibilidades que tiene para aumentar su influencia política», afirmó.

 

En su opinión, «no es útil lloriquear al respecto, sino que tenemos que ofrecer alternativas».

 

Maas consideró «importante que la UE, con la mirada puesta en China, ofrezca alternativas propias, en colaboración estrecha con Estados Unidos».

 

El ministro croata, Gordan Grlic Radman, apuntó que la pandemia «nos ha mostrado cuán interdependientes somos», y pidió que la UE sea «responsable de su propia seguridad» y, a su vez, un «proveedor de seguridad para otros, en espacial en nuestra vecindad».

 

Su homóloga sueca, Ann Linde, alertó en concreto sobre los ciberataques, que «pueden ser devastadores para nuestras sociedades».

Spread the love

Deja una respuesta