Canarias recibirá 210,67 millones entre 2021 y 2023 para FP, digitalización y educación temprana

13 Octubre 2021

Armas detalló en sede parlamentaria la distribución de los fondos del capítulo educativo del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia

 

Canarias percibirá 210,67 millones de euros para su inversión en materia educativa durante los ejercicios 2021 al 2023, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, España Puede. Los fondos provienen de la denominada Palanca VII, que engloba genéricamente las partidas para Educación y Conocimiento, Formación Continua y Desarrollo de Capacidades. Del montante total, 63,47 millones de euros corresponden al Plan Nacional de Competencias Digitales; 61,50 millones de euros se destinarán al Plan estratégico de impulso de la Formación Profesional y 24,18 millones más a la FP Dual y la creación de un centro de referencia autonómico. Finalmente, 61,50 millones euros se dirigirán a la modernización y digitalización del sistema educativo, incluida la educación temprana de 0 a 3 años.

En sede parlamentaria, la consejera de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, Manuela Armas, explicó que el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia se asienta sobre cuatro ejes transversales: la transición ecológica, la transformación digital, la cohesión territorial y social y la igualdad de género. El documento fue presentado a finales de abril de 2021 y aprobado por el Consejo de Asuntos Económicos y Financieros de la UE (ECOFIN), el 13 de julio de 2021, momento a partir del cual España comenzó a recibir los correspondientes fondos.

Dentro de esos cuatro ejes transversales existen diez políticas palanca que integran distintos componentes o líneas de actuación. En el ámbito educativo quedan recogidas dentro la Palanca VII: “Educación y Conocimiento”, “Formación Continua” y “Desarrollo y Capacidades” con los componentes 19 (Plan Nacional de Competencias Digitales), 20 (Plan Estratégico de Impulso a la FP) y 21 (Modernización y digitalización del sistema educativo).

Armas destacó el objetivo último del plan de acelerar la recuperación económica y social tras la crisis del COVID-19 y lograr incrementar la capacidad de crecimiento a medio y largo plazo. “Por ello, junto con sustanciales inversiones, se ha previsto una serie de reformas estructurales cuyo fin es afrontar los retos pendientes de nuestro país y crear las condiciones adecuadas para que estos fondos se inviertan de la forma más eficiente y tengan el mayor impacto posible”, señaló.

Programas de actuación

El objetivo general del componente 19, dirigido a la Digitalización del Ecosistema Educativo, es poner en marcha los mecanismos y procesos necesarios para generalizar y facilitar al profesorado y al alumnado de los centros educativos financiados con fondos públicos el acceso a medios digitales adecuados para el desarrollo de la actividad educativa, proporcionando también al profesorado la capacitación pertinente para su uso en las aulas.

Respecto al componente 20, que se destina al impulso de la Formación Profesional, la consejera indicó que “tiene como objetivo general la transformación y modernización del sistema de FP, de forma que se configure como uno de los ejes vertebradores de un nuevo modelo económico, basado en el conocimiento, capaz de dar respuesta a las constantes transformaciones de los sectores productivos, mejorar la empleabilidad de los trabajadores y trabajadoras y, por extensión, mejorar la productividad y la competitividad”.

“Existe un respaldo estatal y europeo a la FP, una enseñanza que estuvo muy abandonada en Canarias años atrás y muy alejada de la empleabilidad”, comentó.

También se refirió a la apuesta por la mejora de la FP Dual y la creación de un centro de referencia autonómico de estas enseñanzas, que permita la formación permanente a lo largo de la vida, “para lo que contaremos con el refuerzo del paquete de ayudas europeas de los Fondos REACT-UE”.

La consejera aludió además a la apuesta del Ejecutivo canario para potenciar la FP Dual en el presente curso 2021/22, aumentando la oferta de plazas en esta modalidad (hasta las 2.100 plazas y 53 empresas colaboradoras), con la convocatoria de becas para su alumnado (de las que se beneficiaron durante este curso unos 1.100 estudiantes) y la incorporación de prospectores, es decir, un equipo integrado por 22 profesoras y profesores con experiencia en la gestión de esta enseñanza, que se encargarán de poner en contacto a centros y empresas para fomentar nuevos proyectos en este ámbito.

Educación infantil

El componente 21, dirigido a la modernización del modelo educativo, incluye un programa de impulso de la escolarización en el Primer Ciclo de Educación Infantil, con nuevas plazas de titularidad pública, prioritariamente para niñas y niños de 1 y 2 años. Se priorizará el acceso del alumnado en zonas con mayor incidencia de riesgo de pobreza o exclusión social y la extensión a las áreas rurales.

Este mismo grupo de acción incluye el Programa de Orientación, Avance y Enriquecimiento Educativo en centros de especial complejidad educativa (Programa PROA+), que busca proporcionar recursos a los centros que se comprometen a adecuar su proyecto educativo a las necesidades del alumnado y ofrecer un lugar estimulante para el aprendizaje, en el que se robustezcan las metodologías personalizadas, para reducir el fracaso escolar y el abandono escolar temprano. Así, se reforzarán los recursos humanos, se procurará formación a los y las profesionales de la educación y a las monitoras y monitores que desarrollan estas acciones y se incrementarán los gastos destinados a las actividades complementarias o extraescolares.

Armas aludió igualmente al Programa de creación de Unidades de Acompañamiento y Orientación personal y familiar del alumnado especialmente vulnerable en los servicios educativos o psicopedagógicos de zonas y distritos escolares, que forma parte del componente 21.

“Consiste en un seguimiento individualizado de los y las estudiantes más vulnerables en los entornos educativo y familiar; de forma que las Unidades de Orientación se sitúan en zonas o distritos escolares, atendiendo a la organización territorial y teniendo en cuenta la singularidad del alumnado en zonas rurales”, apuntó la consejera.

Spread the love

Deja una respuesta