¿Cómo podemos mejorar nuestro bienestar?

24 Mayo 2022

La salud es el bien más preciado y mantener un óptimo estado de salud conlleva de realizar con una serie de hábitos saludables (alimentación, ejercicio, etcétera), de unas revisiones médicas periódicas, que bien podría realizarse con los especialistas médicos de un hospital en Santa Cruz de Tenerife, y, por supuesto, de alcanzar unos adecuados niveles de autocuidado; este estado es fundamental en visos a tener un mejor bienestar y una mejor salud, tanto física como psicológica. Y ya saben ese dicho: ¡si no nos cuidamos nosotros, quién nos va a cuidar mejor!

Y entonces, ¿qué entendemos por autocuidado? ¿Y cómo alcanzamos un autocuidado beneficioso para nuestro organismo? Cuestiones que vamos a tratar de resolver en los siguientes párrafos. El significado del autocuidado es evidente, puesto que significa cuidarse de uno mismo, y esto se consigue a través de una serie de hábitos, que bien pueden ser realizan ejercicio físico, realizando una alimentación concreta, descansando y disfrutando de nuestro tiempo de ocio e incluso realizando ejercicios de meditación. El abanico de caminos hacia un bienestar óptimo es tan grande (y variado para cada tipo de persona) como los beneficios que se obtienen.

El objetivo es sentirse contentos, satisfechos, ilusionados, plenos y con un buen nivel de autoestima. La forma de alcanzarlo varía de unas personas a otras; lo que para una persona puede ser beneficioso para otro no lo será tanto a nivel físico y psicológico, y viceversa. La mejor vía de encontrar el camino correcto consiste en evaluarnos internamente nosotros mismos; analizar nuestras experiencias vividas; centrarse en el dónde deseamos ir; y sentirnos partícipes de nuestro núcleo familiar. Si se consigue enfocar nuestro pensamiento hacia ese objetivo de un mejor bienestar, no sólo dispondremos de una mejor salud y felicidad (o buenos momentos), sino que haremos descender nuestros niveles de estrés y ansiedad (focos, ambos, de enfermedades) y hasta nos notaremos más productivos.

Fuera estrés y ansiedad

En un camino donde lo emocional y cognitivo desempeña un protagonismo activo, hay muchas tareas y hábitos que deben realizarse, es cuestión de encontrar aquello que más nos ayuda a no sólo encontrar este equilibrio, sino también a evolucionar como personas. El primer paso consiste en comprender que este propósito no se consigue de manera inmediata, sino a través del trabajo, constancia y esfuerzo diario. ¡Veamos algunas ideas!

Aunque no todo es común a todas las personas, sí hay un factor muy coincidente en todos los individuos que se propone alcanzar un mejor bienestar. Hablamos de dedicarse unos minutos en exclusividad a lo largo de la jornada. No hay un mínimo de tiempo, ni máximo, siempre y cuando éste sea de calidad y nos ayude a desconectar. Esto entronca con actividades tan variadas como la realización de ejercicio físico; lectura de un libro, visionado de una película o simplemente observar a través de la ventana. Es realizar una actividad que nos ayude a recuperarnos.

Si hablamos de recuperar, el descanso es fundamental en esta consecución del autocuidado. El organismo necesita recuperar energías y si no dormimos las horas adecuadas a cada persona, lo notaremos en nuestra salud. La realización de ejercicio físico también contribuye a mejorar nuestro autocuidado, como también puede ser el hecho de realizar un paseo por la naturaleza. En general se trata de hacer rutinas que nos alejen del estrés y ansiedad; de lo contrario, podemos acabar enfermos.

Spread the love

Deja una respuesta