Critican que las nuevas plazas universitarias de enfermería solo suban un 7 %

10 Agosto 2022/Agencias
El Sindicato de Enfermería Satse cree que el aumento en un 7 % de las plazas de Grado de Enfermería para el próximo curso no acabará con el déficit «estructural y crónico» del número de estos profesionales que sufre España desde hace más de una década.

Dicha subida de plazas, aprobada en la Comisión Delegada de la Conferencia General de Política Universitaria, es un «paso adelante en la buena dirección», pero «aún nos encontramos muy lejos de contar con la suficiente plantilla para poder prestar una atención y cuidados de calidad», afirma Satse en una nota enviada este martes.

La oferta de la Conferencia para el año 2022-2023 es de 13.788 plazas, 918 más que el anterior.

«De no corregirse el grave déficit de enfermeras y enfermeros existente, se convertirá a corto plazo en uno de los mayores problemas del sistema sanitario para garantizar la atención y cuidados a más de 47 millones de personas», añade.

Satse, junto a otras organizaciones, propuso antes de la pandemia al Gobierno, comunidades autónomas y a las universidades un aumento de la oferta de plazas de Grado de Enfermería de cerca de 5.000 más cada nuevo curso, «una cifra que debe mantenerse anualmente en cada curso de primer Grado de Enfermería, al menos, durante cinco años consecutivos».

Recuerda que los estudiantes que inician ahora sus estudios no saldrán de la universidad hasta dentro de cuatro años y en el caso de los especialistas en seis años.

«El grave e histórico déficit de plantillas existente en nuestro país nos sitúa, año tras año, a la cola de Europa, con una ratio de 5,9 enfermeras/os por 1.000 habitantes, cuando la media europea es de 9,7 enfermeras/os por 1.000 habitantes, según el último informe realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) “Health at Glance 2021”, el que se analizan 26 países europeos.

En la actualidad, se gradúan al año en torno a 12.000 jóvenes enfermeras y enfermeros, una cifra que «no permite garantizar una respuesta satisfactoria a las actuales necesidades de atención y cuidados y que son cada vez mayores por el progresivo envejecimiento de la población española y el aumento de la cronicidad, las pluripatologías y la dependencia, entre otros factores».

Este déficit de plantillas se verá agravado con las futuras jubilaciones, alrededor de 60.000 en los próximos diez años.

Spread the love

Deja una respuesta