Cruz Roja estará presente en 222 playas este verano, 59 con baño asistido

22 Junio 2022

Este martes arrancó la campaña de playas de Cruz Roja, con presencia en 67 municipios costeros, y 1 de aguas continentales

• Para ello desplegará más de 1.000 profesionales de salvamento, entre socorristas acuáticos, personal sanitario, conductores, patrones, etc.

Más de seis décadas de experiencia avalan la labor del personal de los servicios preventivos en playas y zonas de baño interiores de Cruz Roja, a las que hay que sumar la temporada 2022 en la que Cruz Roja desplegará a más de 1.000 profesionales de salvamento -entre socorristas acuáticos, personal sanitario, conductores y conductoras, personal de embarcaciones, etc.- para asegurar el baño en 222 playas del territorio.

De los 68 municipios en los que la Organización estará presente, 67 son costeros, y 1 de interior, en concreto, las aguas continentales de la Comunidad de Madrid y las playas Virgen de la Nueva, El Muro y El Embarcadero, a las que aún se pueden sumar otras playas fluviales y lagos antes de la llegada del verano.

En 59 de ellas se cuenta con el servicio de baño asistido, “un plus que asegura que personas con discapacidad o movilidad reducida también puedan disfrutar de una jornada de baño gracias a las ayudas técnicas y la asistencia personal de Cruz Roja”, apunta Miguel Ángel Sánchez, responsable de Playas de la Organización.

El pasado año se atendieron a más de 55.000 personas en playas, pantanos, lagos y ríos de la geografía española entre el 21 de junio y el 15 de septiembre, periodo oficial de la temporada de baño, que puede extenderse incluso durante todo el año en algunas zonas costeras, o las islas; cerca de 22.000 personas con discapacidad o movilidad reducida pudieron disfrutar del baño asistido.

La mayor parte de las asistencias sanitarias están relacionadas con picaduras, esguinces, luxaciones y otras curas, sin embrago, el componente medioambiental también forma parte de la intervención de Cruz Roja en las playas españolas. La sensibilización a la población y la movilización de recursos para la recogida de plásticos y limpieza de playas son otras de las acciones destacadas en el dispositivo. De esta manera, Cruz Roja mantiene los sistemas de calidad y de medio ambiente con certificación ISO 9001/14001 para su proyecto de ‘Playas’.

Además de las tareas de atención de primeros auxilios y salvamento, Cruz Roja también participa en la localización de personas extraviadas, un servicio que puede pasar inadvertido pero que necesitaron hasta 613 personas en la anterior campaña.

De manera paralela, el personal de playas también realiza una importante labor de concienciación con mensajes preventivos: son indicaciones que los y las socorristas dan a pie de arena a la población. Sólo en esta temporada estival son más de 350.000 las recomendaciones que se realizan para evitar golpes de calor, cortes de digestión o lesiones producidas por los animales marinos, entre otras muchas medidas de precaución: “aunque la parte de rescate parece más importante, la prevención es esencial”, destaca Sánchez, “si no hacemos prevención con las personas en la playa, habría el doble de situaciones de riesgo, y atenderíamos al doble de personas”. En esta línea recalca que “no es que recordemos únicamente que usen protección, o que no se bañen sin bandera verde; les indicamos también los motivos por los que está el baño prohibido, porque, aunque parezca que el mar esté en calma y no se corre peligro puede ser una zona prohibida, peligrosa o puede estar el agua contaminada”.

 

Tecnología humanitaria aplicada a playas: el CRAS y el uso de drones

Drones de última generación y el dispositivo de control remoto acuático de salvamento (CRAS) son los últimos socorristas incorporados a los grupos de trabajo en playas de Cruz Roja, una innovación en el rescate que proporciona más seguridad a las personas rescatadas y al propio personal de salvamento. Junto a la tabla autopropulsada, ya en funcionamiento desde hace varios años pero que para la presente temporada cuenta con una versión mejorada, Cruz Roja apuesta por la tecnología en la prevención y el salvamento.

“El CRAS se utiliza a control remoto, es eléctrico, y permite rescatar a las víctimas acercándolas hasta la orilla; es ideal en zonas de alto peligro puesto que llega incluso antes que el propio socorrista, sin fatiga, y sin poner al personal de Cruz Roja en peligro”, señala Miguel Ángel Sánchez.

Para localizar objetos flotantes, manchas de contaminación, o posibles personas con necesidad de ayuda en el agua, también se han incorporado los drones de alta resolución y cámara térmica, que “también nos permiten avisar a los bañistas gracias a su altavoz”. De este modo, se les pueden dar indicaciones para su tranquilidad, avisos en zonas de baño prohibido o cualquier otro mensaje de relevancia desde la distancia y con total seguridad.

Fundación AXA y Cruz Roja

Por segundo año consecutivo, 8 playas de la península y Canarias dispondrán de un servicio adicional al baño asistido gracias a la alianza entre la Fundación AXA y Cruz Roja. Las playas contarán con un espacio en el que personas con movilidad reducida o dependencia, y sus familias, podrán disfrutar de la playa con máxima seguridad.

A las ayudas técnicas -silla anfibia, muletas y andadores- se sumará a partir del 1 de julio un espacio en el que poder realizar ejercicios para el desarrollo de la movilidad.

 

Spread the love

Deja una respuesta