Descubren por qué algunos pacientes de cáncer desarrollan síndrome «mano-pie»

11 Septiembre 2020/Agencias
Un equipo de investigadores españoles ha descubierto los factores genéticos que contribuyen a que algunos pacientes oncológicos que son tratados con uno de los fármacos más comunes para combatir la enfermedad (la capecitabina) desarrollan una reacción cutánea muy adversa conocida como el síndrome «mano-pie».

El hallazgo logrado en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) abre la vía para poder clasificar a los pacientes en función de su riesgo genético a desarrollar esta toxicidad, a quienes se les podrían aplicar medidas preventivas como la disminución de la dosis o el tratamiento con fármacos alternativos.

La capecitabina es un agente de quimioterapia usado comúnmente en el tratamiento del cáncer de mama y el cáncer colorrectal, que aumenta en torno a un 10 por ciento la esperanza de vida de los pacientes tratados con este fármaco, ha informado el CNIO en una comunicación difundida hoy.

Sin embargo, casi la mitad de los pacientes desarrollan el síndrome «mano pie» (una «eritrodisestesis palmoplantar»), una reacción cutánea adversa que puede presentar síntomas que pueden llegar a ser graves.

Hasta un 17 por ciento de los pacientes desarrolla la forma más severa de la enfermedad, en la que pueden llegar a experimentar un dolor intenso en las extremidades que les incapacita para usar las manos o incluso caminar.

Esto hace necesario reducir la dosis o incluso suspender el tratamiento, con las graves consecuencias que representa para los pacientes oncológicos, ha observado el CNIO, que ha subrayado la importancia de encontrar marcadores que identifiquen qué pacientes desarrollarán esta toxicidad antes de iniciar el tratamiento.

Un equipo liderado por Anna González-Neira, jefa de la Unidad de Genotipado Humano del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), ha identificado las variantes genéticas que harían que determinados pacientes tengan esa predisposición genética a experimentar esa reacción adversa con la capecitabina.

El trabajo, cuyas conclusiones se han publicado en la revista Clinical Pharmacology and Therapeutics, ha consistido en analizar más de 600.000 variantes genéticas distribuidas en el genoma de 166 pacientes que habían recibido ese tratamiento en tres grandes centros: el Hospital Universitario Gregorio Marañón, el Hospital Virgen de la Victoria y el Hospital Clínico San Carlos.

El equipo observó que determinados pacientes, precisamente aquellos que desarrollaban síndrome mano-pie tras ser tratados con ese fármaco, poseen unas variantes genéticas determinadas, y ha subrayado que esos marcadores podrían ser utilizados para clasificar a los pacientes con mayor riesgo genético a desarrollar esa toxicidad.

El estudio ha sido financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación, el Instituto de Salud Carlos III, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), la Fundación «la Caixa» y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional.

Spread the love

OTRAS NOTICIAS

Chacón, avalada por Mas y más de mil asociados para ser candidata del PDeCAT

22 Octubre 2020/Agencias La exconsellera Àngels Chacón ha reunido 1.232 avales de asociados, entre ellos el expresidente catalán Artur Mas, en la primera fase del...

Canarias constata 153 nuevos casos de COVID-19 en las últimas 24 horas

22 octubre 2020 22 oct datos covid • En las islas se han realizado un total de 455.311 pruebas PCR de las cuales 4.018 se...

Por un proyecto participativo para el nuevo HUC

22 Octubre 2020   Hace un año, la Plataforma "Salvar al HUC" salía al paso de la preocupante situación del Hospital Universitario de Canarias (HUC)...

La viceconsejera de Justicia participa en la presentación del Punto de Encuentro Familiar de Lanzarote

22 Octubre 2020 El acto tendrá lugar de manera telemática con unas jornadas sobre Punto de Encuentro Familiar, Derecho de Familia y Violencia de Género...

Deja una respuesta