Día de las Fuerzas Armadas: nada que celebrar en cuanto a derechos retributivos y profesionales de los militares

????????????????????????????????????

El 25 de junio se celebrará nuevamente una manifestación de militares en Madrid

 

Próximas a finalizar las comisiones de trabajo sobre retribuciones y de modificación de la Ley Orgánica de Derechos y Deberes no se espera ningún resultado destacable de ellas.

El modelo de carrera sigue inamovible, pese al clamor para acabar con la temporalidad y la imperiosa necesidad de una promoción horizontal.

Leganés, 27 mayo de 2022
El 28 de mayo se celebra en Huesca el día de las Fuerzas Armadas, Un día donde todos los españoles verán desfilar a sus Fuerzas Armadas, compuestas por hombres y mujeres que diariamente, las 24 horas del día, se encuentran al servicio de la ciudadanía allí donde se les demanda, bien sea en territorio nacional o extranjero.

Pero, fuera del protocolo y la plasticidad del momento, pocos ciudadanos conocerán que la inmensa mayoría de estos militares que desfilan, así como aquellos que están en sus unidades o en Zona de Operaciones, tienen unos profundos problemas retributivos, profesionales y de derechos y libertades.

 

Actualización de retribuciones

El día 2 de junio se iba a entregar a las asociaciones profesionales el borrador final del informe de los trabajos realizados por la Comisión de Trabajo Temporal sobre Retribuciones, donde participan estas. Inexplicablemente, bajo el pretexto de problemas de agenda derivados de los recientes cambios en la Subsecretaria e Defensa, ha sido anulada “sine die”.

Durante su desarrollo se han ido desgranando todos los apartados que componen las retribuciones militares, incluso temas como las dietas, pluses o Complemento de Dedicación Especial.

ATME no espera ninguna medida concreta que pueda paliar el amplio descontento que sienten los militares en este tema. Las posiciones asociativas han chocado frontalmente con la de los representantes ministeriales que, escudados en las presuntas posturas de los ministerios de Asuntos Económicos y de Hacienda y Función Pública, se han mostrado en desacuerdo a cualquier aumento de retribuciones o modificación de su forma de gestión.

 

Necesidad de un modelo de carrera militar única

La mayoría de las asociaciones han presentado en diversas ocasiones al COPERFAS, cuatro veces ATME, la necesidad de crear una verdadera Ley de la Carrera Militar para todas las escalas, que acabe con la temporalidad y establezca no solamente una promoción interna vertical, en base a ascensos, sino también horizontal, en base a la especialización. Actualmente, existe personal en la escala de tropa y marinería, tanto temporal como de carrera, que ve como pasan los años estancados en las mismas vacantes lastradas por el empleo, con un mismo complemento retributivo, mientras van desarrollando cometidos de empleos superiores en base a su experiencia y formación adquirida, muchas veces conseguida a través de cursos costeados por ellos mismos en el ámbito civil.

Los sucesivos gobiernos se han mantenido a lo largo de los años insensibles a estas reclamaciones, fomentando una “mili” retribuida que es necesario modificar y mejorar.

 

Mejoras de los derechos de los militares: elecciones democráticas y charlas en las unidades

El 29 de abril fue entregado a las asociaciones profesionales el borrador final de la Comisión de Trabajo Temporal para el estudio, evaluación y análisis del actual estado de los derechos reconocidos y regulados por la Ley Orgánica 9/2011 de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas, la más longeva ya que había sido aprobada en Pleno del COPERFAS el 31 de marzo de 2017.

La postura de la mayoría de las asociaciones ha sido permanentemente contraria a la postura del ministerio y de los ejércitos, los cuales han manifestado insistentemente que no era necesaria su modificación. Propuestas planteadas, como la necesidad de elecciones democráticas para elegir a los representantes asociativos en el COPERFAS, como realiza la Guardia Civil, o poder dar charlas en las unidades para difundir el asociacionismo y los derechos y deberes de los militares, han sido sistemáticamente rechazadas.

Mención aparte merece la insistencia del presidente de la comisión, el Secretario General Técnico, para poder tener acceso a los datos de los socios con el fin de poder tener una base para que las asociaciones pudieran obtener subvenciones, a lo que ATME mostró su postura inamovible de no aportar ningún tipo de datos personal de sus socios. Posteriormente, la Subsecretaria de Defensa, presentó de manera sorpresiva un proyecto de Orden Ministerial donde se desarrollaban estas subvenciones. Si fue una manera de intentar “calmar” a las asociaciones “díscolas” que abandonaron el último Pleno del COPERFAS del año 2021, por lo menos en cuanto a la Asociación “ATME”, no lo han conseguido.

 

25 de junio, la esperanza de una reclamación multitudinaria

El 25 de junio, tres asociaciones profesionales militares (ATME, ASFASPRO y UMT), han llamado a los militares a manifestarse nuevamente por sus derechos retributivos y profesionales, con el convencimiento de que su mejora solo se puede conseguir a través de una presencia multitudinaria, junto a familias y simpatizantes.

El camino para conseguirlo lo han mostrado claramente las asociaciones de guardias civiles y sindicatos de la policía, cuyas manifestaciones multitudinarias han permitido mejorar sustancialmente sus condiciones retributivas y profesionales.

ATME, nuevamente, como en la concentración del 12 de mayo de 2018 y en las manifestaciones del 19 septiembre de 2020 y 16 octubre de 2021, estará presente en las calles de Madrid, mostrando a la ciudadanía que, una de las instituciones más valoradas por ellos como es las Fuerzas Armadas, necesitan una profunda mejora.

FOTO DE ATME

Spread the love

Deja una respuesta