Dos tercios de las empresas familiares no prevén aumentar el empleo en 2022

25 Octubre 2021/Agencias
Dos tercios de las empresas familiares en España no prevé aumentar su plantilla durante 2022, frente al 35 por ciento que sí prevé hacerlo, mientras que la mitad presagia que el crecimiento a corto y medio plazo será moderado.

Estos datos se recogen en la encuesta interactiva sobre la situación económica realizada durante la primera jornada de la 24 edición del Congreso Nacional de la Empresa Familiar, que Felipe VI ha inaugurado este lunes en Pamplona con el lema «Trabajamos para una sociedad mejor».

El medio millar de empresarios asistentes al foro organizado por el Instituto de Empresa Familiar (IEF), uno de los más importantes a nivel económico de España, da una nota de 4,9 a la actual contexto económico -de entre 0 a 10-.

Esto supone un leve incremento respecto a la encuesta del pasado año (4,1), pero inferior a la calificación otorgada en años precedentes -5,3 en 2019; 5,4 en 2018, y 6,22 en 2017-.

Preguntados por las previsiones para 2022 en cuanto a empleo, el 58 por ciento asegura que mantendrá la plantilla, frente al 35 por ciento que planea aumentarla y el 7 por ciento que la reducirá.

En cuanto a cómo será el crecimiento de la economía española en los próximos meses, son mayoría (53 por ciento) quienes barruntan que será moderado con limitada generación neta de empleo.

El 38 por ciento piensa que la previsión de crecimiento será frágil y el 9 por ciento se muestra más optimista y lo ve rápido con una intensa creación de puestos de trabajo.

Los principales riesgos que atisban los directivos de las empresas agrupadas en el IEF y en entidades vinculadas son, con amplia mayoría, la inflación y la falta de suministros, con un 59 por ciento.

Por detrás, se sitúan la falta de reformas (19 %); la deuda pública (17 %); la falta de financiación (3 %) y la deuda privada (2 %).

La mitad de las compañías familiares asegura que ya ha recuperado los niveles económicos anteriores a la pandemia, mientras que el 134 por ciento espera hacerlo a finales de este año y el 37 por ciento el próximo ejercicio o más adelante.

Respecto a las previsiones de ventas tras la pandemia, dos tercios de las compañías prevén un aumento en 2022, el doble de los que consideran que serán similares (31 por ciento), frente al 6 por ciento que augura una reducción.

Tres de cada cuatro compañías empleará los beneficios en reinversiones, frente al 12 por ciento que lo hará para disminuir su deuda.

El 7 por ciento prevé repartirlo en dividendos, un porcentaje similar a las compañías que afirman que no han obtenido beneficios.

La encuesta también pregunta por la participación en proyectos financiados con los fondos europeos de recuperación.

La mayoría (59 por ciento) no han recibido fondos, mientras que entre las que sí los tienen, el 28 por ciento es para iniciativas relacionadas con la transición ecológica.

Spread the love

Deja una respuesta