El Ayuntamiento ha desarrollado proyectos de transformación de la ciudad a través de procesos colaborativos vecinales en 20 barrios entre 2015 y 2021

05 Diciembre 2021

Las actuaciones realizadas fruto de esos procesos participativos respondían a demandas de los vecinos en aspectos como la movilidad, la vivienda, la creación de nuevas infraestructuras, el desarrollo de la economía local y el fomento del tejido asociativo

 

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, a través de las áreas de Coordinación Territorial y Urbanismo, ha desarrollado proyectos de transformación en la ciudad que han surgido de procesos colaborativos realizados junto a vecinos pertenecientes a una veintena de barrios del municipio entre los años 2015 y 2021.

Los ediles Mercedes Sanz y Javier Doreste, han destacado la importancia de apostar por este tipo de procesos colaborativos, poniendo como ejemplo el diagnóstico realizado en Tamaraceite entre los años 2017 y 2018, que supuso el desarrollo de una decena de actuaciones urbanísticas en la zona, una de ellas el centro cultural que ya se está construyendo junto a la Cruz del Ovejero, así como el que se ha llevado a cabo en los riscos de la ciudad y que también ha supuesto un conjunto de actuaciones de mejora de varias vías mediante una inversión de 1,6 millones de euros.

Los proyectos realizados fruto de algunos de esos procesos participativos respondían a demandas planteadas por los vecinos en aspectos como la movilidad, la vivienda, la recuperación de espacios públicos, la creación de nuevas infraestructuras, el desarrollo de la economía local y el fomento del tejido asociativo.

Sanz ha afirmado que “desde el área de Coordinación territorial vamos a seguir impulsando este tipo de acciones con los vecinos de la ciudad porque consideramos fundamental que participen y nos aporten información clave en los proyectos de transformación y mejora que desarrollemos posteriormente en los barrios del municipio”.

Doreste por su parte ha señalado que “los diagnósticos sociocomunitarios nos permiten invertir recursos de una manera más sostenible, tanto en el ámbito social, como en el urbano y también en el económico. Pensamos que es una oportunidad para poder desarrollar proyectos urbanísticos de mejora en los barrios, y haciéndolo de forma que avancemos hacia una ciudad un poco mejor y más resiliente, justa, sostenible e igualitaria”.

El Consistorio ha elaborado en los últimos años diagnósticos sociocomunitarios y procesos participativos en barrios de la ciudad como Tamaraceite, Las Chumberas, Ciudad del Campo, los riscos de la ciudad, La Paterna, Las Rehoyas-Arapiles, Barranquillo de Don Zoilo y La Suerte, entre otros.

Diagnósticos realizados

El Consistorio ha realizado en los últimos seis años diversos procesos colaborativos, entre los que se pueden destacar las siguientes actuaciones; la creación de una mesa de seguimiento entre el Ayuntamiento y las asociaciones vecinales para la elaboración del Plan de Reposición de Vivienda Rehoyas-Arapiles, el proyecto denominado ‘Barrios Pendientes’ de rehabilitación de los riscos de San Juan, San José, San Nicolás y San Roque, el diagnóstico sociocomunitario realizado en el barrio de Las Chumberas que ha finalizado recientemente y el proceso participativo del barrio de Ciudad del Campo que se encuentra actualmente en su última fase de desarrollo.

El siguiente de los proyectos en ponerse en marcha, que comenzará a principios del próximo año es el diagnóstico del barrio de Jinámar.

Además, el Ayuntamiento ha llevado a cabo otros procesos participativos como el proyecto de construcción junto a los vecinos de un carril bici en el paseo de San José, la creación de un nuevo espacio verde en el barranquillo de Don Zoilo y la futura construcción del parque de La Suerte en el barrio de Tamaraceite.

 

 

FOTOGRAFÍAS REALIZADAS POR ÁNGEL SARMIENTO

Spread the love

Deja una respuesta