EL CAMBIO NECESARIO, UN FRAUDE POLÍTICO.

Valsequillo de Gran Canaria, a 7 de diciembre de 2023.- El Cabildo de Gran Canaria daba el visto bueno por mayoría, el pasado 24 de noviembre, a varias modificaciones presupuestarias y modificaciones de crédito, así como, al Plan Estratégico de Subvenciones 2023 del Cabildo de Gran Canaria. Una modificación que incluye subvenciones para Ayuntamientos o destinadas, por ejemplo, a una asociación de mayores para un aula digital o a una Asociación de Vecinos para la adquisición de una salva-escaleras.

Una modificación que incluye una subvención nominativa de 10.000 euros para la“Asociación Social y Cultural por un Valsequillo Plural. Acciones en concienciación en Igualdad, creación de espacios de reflexión”. Resulta que dicha asociación dada de alta en julio de este mismo 2023, comparte nombre y sede, con el partido político, Valsequillo Plural. Un partido que en las pasadas elecciones se presentó en coalición con el PSOE, a las elecciones municipales bajo las siglas “El Cambio Necesario.VP-PSOE”. Y da la casualidad, que justo el concejal de dicha formación, el señor Víctor Navarro es, en la actualidad, cargo de confianza por parte del PSOE en la institución insular y es desde la consejería de Obras Públicas, que dirige el también socialisa Augusto Hidalgo, que a su vez, ostenta la vicepresidencia, donde sale de manera directa esta subvención nominativa.

Como partido que trabaja por este pueblo nos parece extraordinario que lleguen recursos económicos a este municipio para dinamizar y contribuir al desarrollo social y cultural de esta localidad y su gente. Sin embargo, es curioso que don Víctor Navarro, teniendo la posibilidad de ayudar y beneficiar a tantos colectivos y asociaciones que llevan años trabajando por este municipio haya decidido destinar estos recursos a sus socios políticos en Valsequillo.

Y es lícito y cumple con la ley, pero desde nuestra formación ahora nos preguntamos con qué cara el señor Navarro va a mirar a todas esas asociaciones de padres y madres, a los clubes deportivos o a las asociaciones de vecinos que, un par de meses antes de las elecciones, convocaba para conocer sus inquietudes y necesidades en la localidad. Unas citas que fotografiaba en plena pre -campaña electoral para colgar en sus redes. Ahora cómo va a justificar ante ellos que ha colaborado para destinar 10.000 euros a una asociación vinculada a su propia formación política en vez de a cumplir y ayudar a todos estos colectivos. Y es que, 10.000 euros para las AMYPAS da para muchas acciones destinadas a los escolares, 10.000 euros para los clubes deportivos son un desahogo para las directivas de los equipos que hacen una labor encomiable en Valsequillo, porque 10.000 euros para las comisiones de fiestas o las asociaciones de vecinos, es un dinero que les permitirían seguir dinamizando sus barrios, porque 10.000 euros para el Club de Mayores les ayudaría a seguir realizando acciones para este sector de la población tan importante y así podría seguir.

Fíjense que no hemos dicho que nos sorprenda, porque ya todos sabíamos quiénes estaban detrás. Personas que siguen anteponiendo sus intereses particulares y políticos al de la población en general. Un grupo que lo que quiere es dirigir esta localidad según sus intereses más allá del bien común y que ven en la política una forma de vida. Y repetimos es lícito, si, es legal, también, pero no se yo hasta qué punto no es moralmente recriminable.