EL CLAUSTRO DE LA UNIVERSIDAD DE LA LAGUNA CONOCE EL PRESUPUESTO RESTRICTIVO DE 2023

23 Noviembre 2022

El Claustro de la Universidad de La Laguna ha celebrado hoy 22 de noviembre dos sesiones plenarias. Una primera para aprobar distintos aspectos de la organización formal del órgano colegiado y para dar su visto bueno a la futura creación de la Facultad de Enfermería. La siguiente sesión, de carácter extraordinaria, tuvo un asunto monográfico: el presupuesto de 2023 y los recortes de la actividad universitaria para hacer frente a una estimación de ingresos y gastos muy restrictiva.

El gerente de la institución académica, Juan Manuel Plasencia, fue el encargado de explicar la previsión de ingresos y gastos del próximo ejercicio, cuyo panorama se presenta un tanto aciago. De hecho, es el primer presupuesto que reduce su cuantía global en los cuatro años de mandato de la rectora, Rosa Aguilar, y, con todo, lo hará en menor cuantía porque la universidad va a hacer uso de los remanentes de tesorería para hacer frente a algunas necesidades, como ya sucediera en el ejercicio todavía en curso.

Plasencia destacó que el único prepuesto diseñado con normalidad plena fue el de 2020 ya que los siguientes se vieron altamente influidos por la llegada de la pandemia y todas las medidas derivadas para pasar a la docencia online. Y ahora de nuevo volverán a serlo, pero por motivos bien distintos, ya que la inflación y crisis energética, con un coste superior a dos millones de euros de lo presupuestado, supondrá triplicar el gasto en este último asunto, por ejemplo.

Así, el presupuesto de 2023 se reduce en 0,8%, es decir, en un millón y trescientos mil euros. Quitando los millones de euros procedentes de los remanentes de tesorería, ha habido un incremento de costes muy alto que va a afectar la actividad universitaria, explicó el gerente, quien también señaló que el aumento presupuestario de carácter finalista es de 5,6 millones, cuando en realidad se necesitan 10,5 millones para hacer frente a todas las necesidades.

Esta cantidad obedece, por un lado, al incremento retributivo que debe aplicarse para 2023, lo que está pautado por ley y es por tanto de obligado cumplimiento, y que se cifra en un 7%. Y, por otro, el coste energético ha pasado de 1,2 a 3,8 millones de euros. La universidad está inmersa en un proceso de instalación de energía fotovoltaica en muchas de sus cubiertas, además de medidas de eficiencia energética, aunque todo ello tendrá repercusión a medio plazo, y a todo ello hay que sumar la inflación, que también está influyendo en el coste de bienes y servicios.

Si se observa la financiación de la comunidad autónoma, ambas universidades recibirán en 2023 un incremento del 2,95% para cada una, con lo cual no se cubren las necesidades, ya que se quedan 6,9 millones sin cobertura financiera por parte del ejecutivo regional. “Nos preocupa muchísimo cómo vamos a financiar los costes estructurales. Las universidades estamos pidiendo al menos 20 millones más, y nos hemos quedado en 5. Por tanto, si tenemos un incremento de costes de 10,5 millones y recibimos 3,6 tenemos un problema que se llama 6,9 millones”, explicó Plasencia.

La Consejería de Hacienda ha sido sensible a esta situación y ha permitido la inclusión de 3 millones y también se ha facilitado el uso de remanentes para gastos sobrevenidos e imprevistos. El gerente adelantó también que la próxima semana se presentará una enmienda para conseguir tres millones más a cada universidad, cuestión que será debatida en sede parlamentaria. “A falta de financiación externa, hemos utilizado los remanentes de tesorería, valorados en 5,5 millones. La foto final es que hemos tenido que reducir el 40% de acciones en política universitaria, lo que nos lleva a un presupuesto final de 166.360.600 euros”.

Esa minoración afecta a la actividad de los vicerrectorados, con un 27 % menos previsto y a servicios centralizados, de tal manera que no se ha tocado el presupuesto de centros de gastos, reduciendo también sensiblemente los encargos a la Fundación General.

Desglosado por capítulos, en el apartado de ingresos, se prevé un12,36% en tasas y precios públicos; un 80,97% de las transferencias corrientes del Gobierno de Canarias; un 0,51% que proviene de ingresos patrimoniales; un 2,44% de transferencias de capital; y un 3,70% por activos financieros.

En cuanto al apartado de gastos, el 80,27% corresponde a gastos de personal; en bienes corrientes y servicios se prevé un 13,64 menos; los gastos financieros alcanzan un 0,06% y bajan así más de un 40%; en cuanto a transferencias corrientes se prevé un 0,49%, con un aumento del 16,78%; los activos financieros suponen un 0,36%; un fondo de contingencia, que se ha creado nuevo, y que se ha dotado con 100.000 euros; en inversiones reales se prevé una caída del 22%, alcanzando el 4,81%; los activos financieros permanecen en un 0,36% y en pasivos financieros se mantiene el 0,34%.

Intervenciones de los grupos

Espacio de la Unidad del PAS se quejó de la situación que se vive en los servicios universitarios por la falta de personal y la incapacidad para cubrir vacantes al tener las listas de sustitución agotadas, y se indicó que no parece adecuado recortar la partida de servicios asistenciales en un momento como el actual. Libertad Estudiantil, por su parte, se preguntó por el aumento del presupuesto del Consejo Social y se refirió a las propuestas de resolución presentadas por su grupo.

Red de Participación Universitaria, del sector de profesorado, ve incierta la consolidación de la plantilla con este escenario financiero, y de hecho añadió que en algunas áreas de conocimiento es factible que en cinco o siete años no haya nadie, de tal modo que no haya tránsito entre los jóvenes que se incorporan y los veteranos que ya se hayan ido. Añadió que hay que seguir explotando las medidas de financiación extraordinarias.

La Asociación Canaria de Estudiantes (ACE) tildó de modelo neoliberal el que ejerce el equipo de gobierno, con muchos servicios externalizados, al tiempo que exigieron un marco de financiación digno y sostenido en el tiempo para financiar la universidad pública.

Renovación Convergente, del profesorado, realizó una defensa de la universidad pública española y de calidad, una cuestión, dijo, que no debe ponerse en duda. Pidió que la universidad sea una prioridad y una estrategia para desarrollar esta región. No son los presupuestos que se merece esta institución, señaló, pero sí es la mejor distribución que pueda hacerse con los créditos existentes.

Programa Alternativo de Profesorado, por su parte, echó en falta mayor información sobre ejecución presupuestaria. Señaló que existe falta de personal y que los procesos se ralentizan, por lo que es necesario en su opinión mayor capacidad de gestión. Sobre el presupuesto, se vuelve a hacer uso por segundo año de los remanentes de tesorería, es decir, de los ahorros para hacer frente al gasto corriente, lo que a su juicio es preocupante. El portavoz indicó que se desconoce la negociación del posible contrato programa con el gobierno regional y el nuevo modelo de financiación. Ofreció su colaboración y demandó reciprocidad.
El gerente negó la mayor. Explicó que en breve la situación de las listas de sustitución mejorará ostensiblemente ya que está a punto de incorporarse los funcionarios de la última oposición habida. Por otro lado, la automatización de procesos permite ahora conocer el estado de cada factura, se han simplificado y ordenado procesos de contabilidad y se ha planificado la política de contratos públicos, cuya cuantía se ha duplicado anualmente, al tiempo que están en marcha varios procesos de estabilización y en enero se prevé que todas las plazas de personal administrativo estén cubiertas. También añadió que se abonan las facturas en menos de un mes y que se han buscado y conseguido nuevos recursos externos, si bien reconoció retrasos en el abono de facturas de investigación, que se van a ver desbloqueadas en breve.

Sobre el modelo de financiación del contrato programa, el gerente indicó que se están celebrando reuniones pero que todavía no hay nada definido, ya que se están estableciendo indicadores, objetivos y otros valores. Apuntó que cuando haya una foto clara de este modelo se traerá a los órganos de gobierno para su discusión.

La rectora, Rosa Aguilar, intervino al final de este punto para señalar que las universidades públicas han trabajado en dos frentes: uno es conseguir financiación estructural para 2023 y otro es el modelo de financiación. Señaló que la Dirección General de Universidades le está pidiendo datos a las universidades para definir el modelo, que no está aún cuantificado. Cuando se conozca con exactitud qué es lo que se propone se llevará a la comisión institucional del Claustro, dijo.

Facultad de Enfermería
El vicedecano de Enfermería, Alfonso García, fue el encargado de defender el punto sobre la propuesta de creación de la facultad para esta titulación. El proponente relató que en 1979 se creó la Escuela Universitaria de Enfermería y que desde entonces se han ampliado los convenios con cabildos y los conciertos con instituciones sanitarias, ofreciendo así un amplio catálogo de prácticas para los estudiantes.

Con posterioridad se incorporaron los estudios de Fisioterapia, de tal modo que el centro se convirtió en Escuela de Enfermería y Fisioterapia. Con la entrada del Espacio Europeo de Educación Superior la entonces diplomatura se convierte en grado, en mismas condiciones que el resto de titulaciones universitarias, lo que en su opinión fue muy positivo.

En 2011 se creó la Unidad Docente de Enfermería de La Palma y en 2014 se fusionan varios centros y se crea la Facultad de Ciencias de la Salud, en la que estos estudios se vieron integrados, perdiendo así autonomía, señaló. “Hemos graduado a 4.100 enfermeros y enfermeras y con la posibilidad de volver a convertirnos en facultad (antes escuela), como una disciplina autónoma e independiente, se satisfacerá las necesidades académicas de esta disciplina”.

Esta propuesta está aceptada por los órganos de gobierno de la universidad y del propio centro, y de ella saldría beneficiado todo el centro académico, pero sobre todo los alumnos y profesores de la futura facultad, afirmó el proponente. Los grupos claustrales de profesorado expresaron su apoyo a la propuesta, que se remitirá ahora al Gobierno de Canarias para su sanción definitiva.

Spread the love

Deja una respuesta