El presupuesto del SEPE para 2022 baja un 7,9 % con 29.121 millones

14 Octubre 2021/Agencias
Los Presupuestos Generales del Estado para 2022 contemplan 29.121 millones de euros para el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), lo que implica un descenso del 7,9 % con respecto al presupuesto base de 2021.

 

De esta cifra, 22.457 millones -el 77,1 %- irán a prestaciones para desempleo, un 10,2 % menos; mientras que 3.640 millones van a fomento de la inserción laboral, un 7,8 % más; y 2.030 millones, un alza del 7,2 % a la formación profesional para el empleo.

 

El mecanismo de recuperación y resiliencia -los fondos europeos-, aportará 760 millones al SEPE para «modernizar el mercado laboral desarrollando nuevas políticas públicas» para responder a los grandes retos laborales, entre las que están la generación de trabajo de calidad o el aumento de la protección a los trabajadores.

 

En total, se consignan 46.234 millones para 57 organismos autónomos, lo que supone una caída del 3,6 % respecto al presente ejercicio.

 

Este importe -según detallan las cuentas presentadas para 2022- incluye 1.411 millones de fondos europeos.

 

Por organismos, destaca ese presupuesto del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) que representa el 63 % del total de estos organismos con 29.121 millones, lo que implica ese descenso del 7,9 % con respecto al año anterior.

 

En segundo lugar, destaca el presupuesto del Fondo Español de Garantía Agraria, con un presupuesto de 7.596 millones, lo que supone un aumento del 3,6 % respecto al ejercicio anterior.

 

Por detrás, las mutualidades que conforman el mutualismo administrativo (MUFACE, ISFAS y MUGEJU) tienen una dotación conjunta de 2.862 millones, con un incremento del 5,3 %.

 

Por su parte, el gasto para la Jefatura de Tráfico se incrementará un 2 %, hasta los 975 millones.

 

La partida para el Instituto Social de las Fuerzas Armadas subirá un 5 % hasta los 832 millones de euros.

 

La siguiente mayor partida es la correspondiente a prestaciones del Fondo de Garantía Salarial, que avala el pago de indemnizaciones y salarios a los trabajadores cuyas empresas son insolventes o están en concurso de acreedores, con un descenso del 0,2 %, hasta los 830 millones.

 

También sube con fuerza, un 38,7 %, el presupuesto para el Instituto de Salud Carlos III, hasta los 559 millones.

Spread the love

Deja una respuesta