El PSOE se separa de sus socios ante el regreso del rey emérito a España

17 Mayo 2022/Agencias
El PSOE ha asegurado este martes que «no hay nada que objetar» al regreso del rey emérito a España, una posición que le aleja de sus socios de Gobierno y de sus aliados de investidura, que han coincidido en criticar que don Juan Carlos vuelve para participar en una regata, en lugar de para dar explicaciones de sus actividades económicas.

El portavoz socialista, Héctor Gómez, ha defendido en una rueda de prensa en el Congreso que este retorno está dentro de los cauces legales y ha mostrado su «máximo respeto» al rey emérito y a las decisiones de la casa real.

Gómez ha manifestado su total confianza en la monarquía y en el «importante» papel que sigue desempeñando y ha incidido en que todas las explicaciones sobre la visita debe trasladarlas la Casa Real.

Sin embargo, su socio de coalición, Unidas Podemos y la mayoría de los partidos que apoyaron la investidura del Gobierno, PNV como socio prioritario, o EH Bildu, Más País y Compromís, entre otros, han criticado la próxima visita del rey emérito a España.

«No sé si lo mas adecuado es aparecer en una regata», ha reprochado el portavoz del PNV, Aitor Esteban, en el Congreso mientras que desde Unidas Podemos, Pablo Echenique, ve «infame» un regreso que demuestra que la monarquía «puede delinquir con total impunidad».

El PNV lamenta que Juan Carlos I vuelva cuando el cuestionamiento sobre su fortuna no se ha aclarado todavía y EH Bildu ve en este regreso una «operación de blanqueo» que no conseguirá tapar sus irregularidades.

La portavoz de Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, ha criticado que la inviolabilidad «perpetua» de la jefatura del Estado siga sin ser regulada y ha señalado que «ahora sí se puede decir que se está viendo un espectáculo real, en todas sus acepciones, sin precedentes».

Pero «¡bienvenidos a la edad media!», ha ironizado Aizpurua, para quien el rey emérito «viene al Estado a pasar revista, a tomar posesión de sus dominios y si puede ser del mar, también».

A Miriam Nogueras, de Junts per Catalunya, le da igual lo que pueda hacer Juan CarlosI, pero ha puntualizado que «indigna» que un «rey ladrón» vuelva a España sin ningún problema y que un cantante como Valtonyc, que en sus canciones habla de ese «rey ladrón», esté exiliado y perseguido por la justicia española.

«Si por matar un elefante pidió disculpas, por evadir impuestos y cobrar comisiones ilegales, como mínimo merecía una rueda de prensa dando explicaciones y asumiendo responsabilidades», ha subrayado también el diputado del PDeCAT, Ferrán Bel, que también reprocha al emérito participar en una regata y no dar explicaciones por todos los «escándalos» que ha protagonizado.

Para Íñigo Errejón, de Más País, la vuelta del rey emérito es «absolutamente bochornosa» y ha denunciado que «ha perdido el respeto a los españoles, convencido de que puede hacer lo que le da la gana».

Ha recordado que la Fiscalía vio indicios de sus delitos, pero que estos habían prescrito o estaban protegidos por la inviolabilidad del rey, y ha reiterado que es el momento de hacer modificaciones institucionales para que no se repitan.

Desde Compromis, Joan Baldoví, ha recalcado que le provoca «vergüenza ajena» que el rey emérito haya dicho que viene a regatear y que está desentrenado, «mientras que a algunos políticos de izquierdas les abren y reabren causas absolutamente nimias».

Baldoví cree que el Gobierno debería ser «menos comprensivo y más crítico» con Juan Carlos I mientras que la diputada de la Cup Mireia Vehí ha tildado el regreso del rey emérito de «cachondeo» y «escándalo político de primer orden» y ha responsabilizado al PSOE de su «impunidad».

Spread the love

Deja una respuesta