El Supremo avala la marca de la Universidad Internacional de La Rioja: UNIR

08 Agosto 2022/Agencias
El Tribunal Supremo (TS) ha dado la razón a la privada Universidad Internacional de La Rioja en el uso de su marca UNIR frente a la reclamación de la pública Universidad de la Rioja, que tiene registrada como sigla UNIRIOJA, al considerar que ambas coexisten sin riesgo de confusión y sin apenas similitud fonética.

Según la sentencia de la Sala de lo Civil del Supremo con fecha del pasado 5 de julio, se pone así fin al conflicto judicial de casi una década entre ambos centros académicos con sede en Logroño y se impone a la Universidad de La Rioja las costas generadas por sus recursos extraordinario por infracción procesal y de casación.

Con el magistrado Ignacio Sancho Gargallo como ponente, el fallo del alto tribunal avala la sentencia del 19 de febrero de 2019 de la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Alicante, que actuó en su calidad de Tribunal de la Marca de la UE (ya que la sede de la Oficina de la Propiedad Intelectual de la UE se halla en la ciudad alicantina), que revocó una sentencia previa dictada el 21 de junio de 2018 en primera instancia por el juzgado de lo Mercantil 2 de Alicante, que había dado la razón a la universidad pública frente a la UNIR.

El Supremo señala entre los argumentos que la demandante, la Universidad pública de La Rioja, utiliza ordinariamente y en su escudo institucional el acrónimo UR. Y aunque es cierto que emplea UNIRIOJA en las redes sociales y que su web es www.unirioja.es, añade que «no consta que gocen de notoriedad», como sí ocurre con UR.

Continúa que la marca denominativa UNIRIOJA fue solicitada cinco meses después de que el 19 de mayo de 2009 lo obtuviera la Universidad Internacional de La Rioja con UNIR en un proceso en el que la primera no hizo valer su consideración de que gozaba de un derecho preferente sobre esta denominación, ni tampoco en los cinco años posteriores.

El TS considera que desde el principio hubo una «coexistencia pacífica» entre UNIRIOJA y UNIR, lo cual ha impedido que se lesiones las funciones de las marcas o la identificación del origen empresarial de los productos o servicios distinguidos.

De esta manera, insiste en que las marcas con la denominación UNIR «no generan riesgo de confusión respecto de UNIRIOJA» ya que aunque hay «una cierta similitud visual derivada de la identidad de las cuatro primeras letras (U-N-I-R)» no existe «apenas similitud fonética pues en castellano UNIR es una palabra aguda compuesta por dos sílabas y UNIRIOJA es llana de cuatro, que genera una percepción sonora distinta».

Según el fallo, tampoco hay una confusión conceptual ya que «en España el público relacionado con la enseñanza universitaria está acostumbrado a que en un mismo ámbito geográfico puedan existir varias universidades que incluyan en su denominación la referencia» a esa zona, «y a que sea otro elemento el que distinga a unas de otras», como ocurre con las universidades Complutense y Autónoma de Madrid, las de Barcelona y Autónoma de Barcelona y la Politécnica e Internacional de Cataluña.

De esta manera, el consumidor universitario está acostumbrado a la «coexistencia pacífica de estos signos» y, en el caso de UNIR y UNIRIOJA, «la débil similitud entre los signos no es suficiente para generar riesgo de confusión».

Fundada en 2008, UNIR es una universidad completamente ‘on line’ que cuenta con unos 45.000 alumnos, de los que más de una tercera parte son de países iberoamericanos.

Spread the love

Deja una respuesta