El Supremo deja libre a la exlíder de la CUP Anna Gabriel tras 4 años huida

20 Julio 2022/Agencias
Anna Gabriel, portavoz de la CUP en el Parlament en la legislatura del 1-O y huida a Suiza en 2018, poco antes de ser procesada, se ha presentado este martes en el Tribunal Supremo para regularizar su situación y el magistrado Pablo Llarena ha decidido dejarla en libertad y citarla a declarar próximamente.

La vuelta de Gabriel, símbolo de la izquierda independentista por su papel protagonista como cara visible de la CUP en el Parlament en la legislatura del referéndum unilateral del 1 de octubre de 2017, ha cogido por sorpresa a las fuerzas políticas catalanas, incluido al propio Govern, que desconocía sus planes de regreso.

Gabriel ha comparecido voluntariamente ante el juez instructor, que ha decretado su libertad provisional con la obligación de comparecer en el Supremo cuantas veces sea llamada y de designar un domicilio y teléfono donde ser localizada.

La exdiputada de la CUP ha acudido acompañada de su nuevo abogado, Iñigo Iruín, el mismo que defiende a la exconsellera de ERC Meritxell Serret, que hace un año se convirtió en la primera procesada en el caso que regresaba a España para ponerse a disposición del tribunal después de huir a Bélgica en 2018.

Gabriel fue investigada como presunta autora de un delito de desobediencia por su participación en el procés en 2017 y no existía contra ella ninguna orden internacional o europea de detención dado que el delito no lleva aparejada pena de prisión, sino de inhabilitación y multa.

El magistrado instructor de la causa, Pablo Llarena, sí dictó contra ella una orden nacional de búsqueda y detención con el fin de que fuese puesta a disposición del Supremo para tomarle declaración.

Tras comparecer este martes, Llarena ha dejado sin efecto dicha orden, así como la declaración de rebeldía que pesaba sobre ella desde julio de 2018.

Gabriel está procesada por un delito de desobediencia, el mismo al que se enfrenta Serret -ahora diputada de ERC en el Parlament y que en un principio también fue investigada por malversación-, que finalmente se sentará en el banquillo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) y no en el del Supremo, de modo que es posible que la exdiputada de la CUP corra la misma suerte.

Tras conocerse la noticia, la portavoz del Govern, Patrícia Plaja, ha dicho que el ejecutivo catalán «dará la bienvenida» a Gabriel si decide volver a Cataluña.

En rueda de prensa tras la reunión del Govern, Plaja ha explicado que Gabriel «ha venido de manera muy discreta» a España, por lo que la Generalitat «no tenía conocimiento» de sus planes.

Desde Twitter, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha expresado «todo el apoyo y solidaridad» a Gabriel: «Siempre a tu lado ante la represión».

«En una democracia plena, Anna Gabriel no habría tenido que comparecer nunca en ningún juzgado. Y aún menos pasar unos años lejos de casa. La anomalía democrática es esta. Me alegro por ella y su familia, y por sus amigo y compañeros», ha escrito el expresident Carles Puigdemont.

También la secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha reaccionado al anuncio de Gabriel, con quien ha coincidido en Suiza desde que ambas huyeron en 2018: «Mucha fuerza, Anna. Te deseo suerte y aciertos en los caminos que vendrán, que seguro que serán en libertad. ¡Todo mi apoyo!».

En cambio, el líder de Cs en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha calificado el regreso de la exdiputada de «grotesco», puesto que «hizo una elección personal» y el hecho de que «ahora comparezca como exiliada es una burla al concepto de exiliado».

El portavoz de Vox en el Parlament, Joan Garriga, se ha referido a Gabriel como «fugada de la justicia», que «ha estado cuatro años de vacaciones» y «ahora viene a buscar el indulto de los socialistas para ponerse a la cola y para disfrutar de algún sueldo que la Generalitat le pueda otorgar».

Por su parte, el diputado de la CUP Xavier Pellicer ha expresado su alegría por el hecho de que Gabriel pueda regularizar su situación, aunque «nunca tendría que haber sido imputada», y ha asegurado que si finalmente puede regresar es porque se ha podido aclarar que «solo se la acusa de un delito de desobediencia».

Spread the love

Deja una respuesta