Elegir si soy racista o no.

Por Bruno Perera

Naciones Unidas. Derechos Humanos.

Declaración sobre la raza y los prejuicios raciales. Ver enlace:

https://www.ohchr.org/es/instruments-mechanisms/instruments/declaration-race-and-racial-prejudice

El artículo dos expone en los párrafos siguientes:

  1. Toda teoría que invoque una superioridad o inferioridad intrínseca de grupos raciales o étnicos que dé a unos el derecho de dominar o eliminar a los demás, presuntos inferiores, o que haga juicios de valor basados en una diferencia racial, carece de fundamento científico y es contraria a los principios morales y éticos de la humanidad.
  2. El racismo engloba las ideologías racistas, las actitudes fundadas en los prejuicios raciales, los comportamientos discriminatorios, las disposiciones estructurales y las prácticas institucionalizadas que provocan la desigualdad racial, así como la idea falaz de que las relaciones discriminatorias entre grupos son moral y científicamente justificables; se manifiesta por medio de disposiciones legislativas o reglamentarias y prácticas discriminatorias, así como por medio de creencias y actos antisociales; obstaculiza el desenvolvimiento de sus víctimas, pervierte a quienes lo ponen en práctica, divide a las naciones en su propio seno, constituye un obstáculo para la cooperación internacional y crea tensiones políticas entre los pueblos; es contrario a los principios fundamentales del derecho internacional y, por consiguiente, perturba gravemente la paz y la seguridad internacionales.

  1. El prejuicio racial, históricamente vinculado a las desigualdades de poder, que tiende a agudizarse a causa de las diferencias económicas y sociales entre los individuos y los grupos humanos y a justificar, todavía hoy, esas desigualdades, está solamente desprovisto de fundamento.

  1. Todos los pueblos del mundo están dotados de las mismas facultades que les permiten alcanzar la plenitud del desarrollo intelectual, técnico, social, económico, cultural y político.

  1. Las diferencias entre las realizaciones de los diferentes pueblos se explican enteramente por factores geográficos, históricos, políticos, económicos, sociales y culturales. Estas diferencias no pueden en ningún caso servir de pretexto a cualquier clasificación jerarquizada de las naciones y los pueblos.

Nota. El párrafo 5 que acaban de leer, confirma que: Las diferencias entre las realizaciones de los diferentes pueblos se explican enteramente por factores geográficos, históricos, políticos, económicos, sociales y culturales. Estas diferencias no pueden en ningún caso servir de pretexto a cualquier clasificación jerarquizada de las naciones y los pueblos.

Pero en ese mismo párrafo, se omite decir que también hay factores de herencia genética que afectan al ADN de las personas, y que aunque reconozcamos que todos somos iguales asimismo tenemos nuestras diferencias basadas en lo que hemos obtenido en la herencia genética que en sí a través de muchas generaciones llega a formar parte del ADN de cada cual como señales de diferencia.

Con lo dicho no intento reivindicar que las razas existen, porque sé que las diferencias físicas externas y algunas internas de cada pueblo, son debidas a su clima y a su alimentación, etc, y son tan nimias que a nadie lo acredita como raza superior o inferior. Por lo tanto, digo yo, que si no existen razas, tampoco existen racistas, porque de lo contrario el racismo estaría basado en una palabra sin fundamento.

Pero si pienso que hay discriminación desde el punto de vista en cómo se catalogue a nuestro prójimo, que es igual a la xenofobia basada en clasismos. Por ejemplo, hay personas que discrimina a otras por ser, feos, guapos, gordos, flacos, blancos, negros, su religión, su estatus social sus ideales, sus preferencias sexuales, etc.

Todo esto conlleva a pensar que el racismo no es solamente diferenciar a un pueblo u otro por su color, físico, estatus, religión, ideales, preferencias sexuales, etc;  sino que también lo es si señalas a un grupo u otro por alguna diferencia que no concuerde con la que a ti te agrada.

Estas desigualdades  se encuentran gran parte en  las necesidades perentorias que tus ancestros te dejaron de herencia a través de tus genes y que se incrustaron en tu ADN como ley de vida.

Igualmente entre humanos existe una especie de racismo-discriminatorio entre parejas  que desean unirse para procrear, porque siempre piensan en escoger a quienes sean los más fuertes, más guapos, mejores padres o madres, y sobre todo que sean los más ricos.

Asimismo esta clase de racismo-discriminatorio se da en animales porque antes de aparearse buscan casi lo  mismo que los humanos, pero sin importarles que sean los más ricos por causa de que los animales no entienden de dinero, pero si entendieran, también los buscarían ricos.

Creo que a Naciones Unidas le falta crear otra Carta que diga: Derechos Animales, donde se explique que los animales igual que las personas no son siempre xenófobos por convencimiento, sino por naturaleza pro prole y por la defensa de su lar de alimentación. Y en ello se aprecia que todo pueblo que refleja pobreza es rechazado por quienes ven en la pobreza algo que les da pánico sentir, y que como aviso de precaución poseen como defensa la barrera genética heredada de sus ancestros que les  intuye alejarse de pueblos pobres, so pena de padecer las mismas miserias.

Reflexión a título personal.

Yo creo que el recelo ante personas de otros países (es decir, la xenofobia) es lógico, por muchos motivos. Diferencias culturales, históricas, de idioma, de religión (aunque uno sea agnóstico, influye, sobre todo cuando se es talibán en algún sentido). No es cuestión de razas: un cubano negro es un cubano y ya está, con el que hay elementos cercanos, pero con un nigeriano, o con los habitantes de África no hay esas coincidencias. Ni tampoco las hay con un ruso o un vietnamita.

Y, sobre todo, es el «volumen», cuántos vienen ilegalmente. África tiene 1.300 millones de habitantes y la tenemos al lado. Y a qué vienen (mafias del Este de Europa, por ejemplo).

Y, en consecuencia, la desculturización que se produce cuando en poco tiempo se instala en un lugar un aluvión de extranjeros (en Canarias pasamos de ser 1´5 millones los habitantes a finales de los años 80 a ser 2,3 millones ahora).

Vuelvo a preguntarte: Putasne me racist postquam omnia? = ¿Crees después de todo que soy racista?

 

Spread the love

Deja una respuesta