Encuentros Comunitarios y Competencias para la Ciudadanía en Contextos Educativos.

Por Miguel Ángel Hernández Concepción
Profesor Bachillerato, Acceso a la Universidad Personas Adultas, Especialista e Investigador.

Con el fortalecimiento y desarrollo de las competencias ciudadanas se puede favorecer la inserción socio-laboral de los estudiantes de bachillerato. El pasado 08 de noviembre de 2022 durante un Encuentro Comunitario ( Salón de Actos del Cabildo de Lanzarote) organizado por el Programa Canarias Convive (Fundación General de la Universidad de La Laguna) y la Consejería de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud del Gobierno de Canarias, el alumnado de primero de bachillerato semipresencial participó con sus aportaciones en diversas mesas técnicas de diálogo y deliberación sobre cómo mejorar la situación de las personas migrantes en materia de educación, salud, vivienda, trabajo, acogida, etc. En esta modalidad educativa, las competencias para la ciudadanía cumplen un rol funcional, pues son útiles para desenvolverse en la vida cotidiana y convivir en un entorno democrático de participación responsable en el que se favorezca la construcción de una sociedad más justa y equitativa.

Es más, comprender la adquisición de las competencias para la ciudadanía del alumnado del contexto educativo de bachillerato con personas adultas es relevante para analizar los factores que inciden en la adquisición de dichas competencias. La formación para la ciudadanía debe ser la base para el fortalecimiento y sustento de una sociedad en la que predominen los valores democráticos que conlleven a una convivencia de respeto e igualdad en un contexto social multicultural como el que se vive actualmente en Canarias gracias a la llegada de ciudadanos ucranianos, africanos, hispanoamericanos o asiáticos.

Así, desde el Departamento de Lengua Castellana y Literatura del IES Agustín Espinosa, se programó una Unidad de Trabajo (Comunicación- Procesos- Eje Cooperación para el Desarrollo y la Solidaridad Programa PIDAS- Metodología Team Based Learning) que también contribuyera al desarrollo de competencias personales y sociales del alumnado para poner en práctica la ciudadanía, pues la ausencia de estas prácticas profundiza las condiciones de vulnerabilidad de los jóvenes adultos sobre todo en contextos menos favorecidos. Por tanto, preparar para el ejercicio ciudadano a los jóvenes, les permite superar los obstáculos a los que se enfrentan producto de su vulnerabilidad, ya que genera muchos aprendizajes, fomenta habilidades no solo comunicativas sino también las que favorecen la inclusión social y que repercuten positivamente en las relaciones con el o los entornos en los que interactúan, siendo muchas veces un elemento de cambio en su condición social y económica. La vulnerabilidad no se remite solo a situaciones límite a las que se enfrenta el ser humano (condiciones naturales o sociales), sino que también incluye la vulnerabilidad de derechos humanos, de la democracia, de la falta de oportunidades, de creencias y formas de pensar.

En definitiva, la formación para la ciudadanía debe ser capaz de permitir a los jóvenes a reconocer sus vulnerabilidades a la vez de enfrentarlas y superarlas porque enseñar aprender a ser ciudadano requiere del planteamiento de temas, que remen hacia la humanización, hacia la aceptación de la humana condición. La situación de ciudadano simboliza el estatus por el cual una persona es sujeto social y político, se relaciona en igualdad de condiciones, está plenamente dotado para su participación en la vida pública y en la comunidad. En resumidas cuentas, para que los alumnos y las alumnas adquieran lo que supone este tipo de relación social, se requiere de aprendizajes dirigidos a este objetivo, aprendizajes que favorezcan la integración de todos, en especial de aquellos menos favorecidos, garantizando la igualdad, la participación y la inclusión en escenarios como el Encuentro Comunitario donde la deliberación libre es la expresión sublime de la práctica ciudadana.

Spread the love

Deja una respuesta