España abandonó en falso al Sáhara, siguiendo órdenes de USA – por Chema Tante

La OTAN se constituye como una herramienta de USA para oponerse a la amenaza de la Unión Soviética. Pero, sobre todo, para afianzar su autoridad en lo que se llamó, mendazmente, el “Mundo Libre”. De esa alianza, supuestamente de defensa mutua, pero en realidad, de ofensiva intervencionista, se excluyó nominalmente al estado franquista, porque estaba demasiado cercana su colaboración con los países del Eje. Nominalmente, digo, porque primero de manera disimulada y después, con la celebrada llegada de Ike a Madrid en 1959., el imperio estableció fuertes alianzas militares con el estado español, hasta que se produjo la entrada formal, en 1982, en la OTAN. De hecho, tanto antes del ingreso, como después, la parte española de la península Ibérica ha actuado como base de apoyo esencial en todas las operaciones de intervencionismo gringo.

Desde su creación y con su desarrollo posterior, la OTAN ha servido a Estados Unidos para oponerse a su rival económico, la Unión Soviética y después, la Federación de Rusia. Pero, además, la OTAN ha contribuido a neutralizar el desarrollo de la Unión Europea. Todo, en beneficio del mantenimiento del poder de USA en el mundo.

Durante la Guerra Fría, al enfrentamiento entre las dos potencias hegemónicas, USA y URSS, conocido como “Guerra Fría” se opuso una tercera vía, la del Movimiento de Países No Alineados que fomentó y apoyó las luchas de independencia de los países sometidos al colonialismo europeo en África y Asia. Con los apoyos imprescindibles, todas las luchas de liberación fueron protagonizadas por los respectivos pueblos.

En ese marco, Argelia obtuvo, tras una dura lucha popular su independencia en 1962. De esta manera se convirtió en un país libre y socialista que en todo momento ha demostrado su autonomía de los bandos que pugnan por el poder mundial.

Cuando Franco, el dictador que, en los años 30, con armas nazis y fascistas y tropas coloniales y mercenarias, se había adueñado de lo que quedaba del Imperio Español, estaba agonizando, el 6 de noviembre de 1975, Marruecos lanzó su Marcha Verde de ocupación del Sáhara Occidental. Se trataba, según se ha sabido posteriormente, de una acción planificada al dictado de Estados Unidos, con el sometimiento de quien iba a ser el Rey de España, Juan Carlos de Borbón. A cambio, Borbón obtuvo la seguridad del apoyo de Washington a una transición en el estado español que desembocara en la monarquía heredada del dictador.

Con el vergonzoso abandono de su entonces provincia saharaui, el Estado español y el monarca heredero de Franco obtuvieron una serie de beneficios económicos y financieros, en cuyo pago estuvo presente el todopoderoso régimen saudí.

Coincidiendo con los acontecimientos, un grupo de patriotas saharauis constituyó el 10 de mayo de 1973 en Zuérate, Mauritania, el Frente Polisario, con el objetivo de lograr la independencia de su patria, que la potencia colonial se disponía a entregar a Marruecos y Mauritania.

El Frente Polisario desde su creación, ha mostrado su libertad de acción, tanto respecto as Estados Unidos como a la, primero Unión Soviética y, después, Rusia. El Frente Polisario y la República Árabe Saharaui Democrática se han aliado con Argelia, uniéndose a su posición de distanciamiento de ambas potencias antagónicas. Además de todas las riquezas naturales, el territorio del Sáhara occidental supone la posibilidad de libre acceso de Argelia al Océano Atlántico. Se trata de una ventaja estratégica que USA no puede tolerar. Por eso ha venido apoyando a Marruecos e impidiendo que el pueblo saharaui recupere la soberanía que le corresponde.

El Frente Polisario ha mantenido su firme acción militar, política, popular y diplomática, que desembocó en 1991 en el acuerdo de alto el fuego y consiguió que Naciones Unidas acordara que la soberanía del territorio pertenece al pueblo saharaui, que debe decidir su destino, manifestando su voluntad en un referéndum.

Mauritania había abandonado la parte de territorio que le había correspondido ocupar ilegalmente, dejándola en manos de Marruecos.

Contra todas las acusaciones falsas y calumnias, el Frente Polisario ha desarrollado su lucha de acuerdo con las leyes internacionales, respetando después el alto el fuego acordado en 1991. Ahora, las hostilidades se han reabierto, por el rompimiento por parte de Marruecos, en la zona de Guerguerat en 2020 de ese acuerdo de alto fuego,

La única salida al conflicto parte del cumplimiento del mandato de Naciones Unidas de que sea el pueblo saharaui quién decida en referéndum.

Y es preciso recordar que dos estados árabes democráticos que respetan los derechos humanos y donde participa libremente la mujer, que son el saharaui y el palestino, están sufriendo el acoso internacional y las calumnias constantes de personajillos, de cerebro microbiano y escasos conocimientos históricos y políticos.

* Lo escribe y sostiene Chema Tante

Spread the love

Deja una respuesta