Feijóo rechaza la amnistía y niega que se den las condiciones para indultar a Puigdemont

12 de febrero 2024/Agencias
El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha reiterado este domingo que «no se da ninguna condición» para conceder el indulto al expresidente catalán Carles Puigdemont y rechaza la amnistía porque es ilegal, aunque la revelación de que estudió ambas cosas ha convulsionado a los populares.

Más de una decena de medios, han desvelado que el PP estudió jurídicamente la ley de amnistía antes de rechazarla en el marco de los contactos con Junts y que Feijóo contempla indultos condicionados a que los independentistas sean juzgados, expresen arrepentimiento y haya una reconciliación «real».

Algo que para el PP implica la renuncia al referéndum ilegal y a la independencia por la vía unilateral.

Feijóo ha dado este domingo explicaciones sobre estas informaciones, que trasladaron fuentes del PP, sin negar con sus palabras la veracidad de lo publicado.

Así, en declaraciones a los periodistas en Ferrol, ha sostenido: «He dicho que no, dije que no y sigo diciendo que no a cualquier amnistía por dos razones: porque es ilegal, inconstitucional y porque rompe el principio de igualdad de todos los españoles.

«Dije y digo que no a cualquier tipo de indulto porque no se da ni una sola de las condiciones para ningún posible indulto», ha añadido.

Tras señalar fuentes del PP la dificultad de que Puigdemont sea condenado por terrorismo en el caso que investiga a Tsunami Democràtic, Feijóo ha defendido que se debe investigar «cualquier presunto acto de terrorismo o cualquier conexión presunta entre el independentismo y el régimen de Putin».

Además, ha acusado a los partidos del Gobierno de querer «embarrar la campaña» de las elecciones gallegas.

Pese a que las palabras de Feijóo no han desmentido las informaciones publicadas, varios dirigentes del PP, desde vicesecretarias como Ester Muñoz a diputados como Marta González o Rafa Hernando, han empleado las redes sociales para sostener que contra Feijóo se han vertido bulos, mientras que dirigentes como Miguel Tellado o Cuca Gamarra hablan de manipulación.

Las informaciones publicadas, y trasladadas desde fuentes del PP, han agitado así al partido. La mayoría de dirigentes territoriales han optado por guardar silencio acerca de lo publicado, al menos hasta el momento.

Informaciones a las que no han tardado en reaccionar también dirigentes de otros partidos y del Gobierno de Pedro Sánchez, quien ha mostrado su convencimiento de que si el líder del PP «no dependiera de Vox, habría aprobado la amnistía».

Lo ha hecho en una entrevista publicada este domingo en La Voz de Galicia, realizada antes del revuelo, en la que recuerda que el PP mantuvo conversaciones con Junts «nunca aclaradas».

Una vez conocidas las informaciones, la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha criticado que la «desfachatez» del PP de Feijóo «no tiene límites»: «dijo que no es presidente porque no quiso y ocultó a los españoles que estaba dispuesto a conceder indultos», ha comentado.

La portavoz del Gobierno, Pilar Alegría, cree que el PP «sólo sabe moverse en el fango y la mentira» y que, «después de tantos ataques y reproches, la verdad sale a la luz».

El ministro de Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes, Félix Bolaños, se ha preguntado si los populares pedirán perdón por «las barbaridades» que -apunta- les han dicho» y se ha mostrado convencido de que «saben que no hubo terrorismo».

Por su parte, el de Transportes y Movilidad Sostenible, Óscar Puente, sabía que el tiempo acabaría dando la razón al Gobierno, según ha dicho en X: «Lo que no sabíamos -ha apostillado- era que Feijóo lo iba a reconocer tan pronto». «Sabemos que tenemos razón haciendo lo que hacemos. Sabíamos que no iba a ser fácil», ha agregado.

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha dicho que hoy es «un gran día para la democracia» porque «llega el fin de la mentira del PP y Feijóo». «El problema del PP no es que fuera legal o no, es que Vox nunca le hubiera votado. No fue no quería, fue no podía», ha comentado.

Mientras que la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha recordado que Feijóo «alentó a las protestas, a los insultos y a la crispación diciendo que rompíamos España». «Otra más de sus mentiras. No le molestan los indultos o la amnistía. Lo único que le importa es no ser presidente del gobierno», ha sentenciado.

Desde Vox, Santiago Abascal ha afirmado que si no existiera Sánchez, el líder del PP «acabaría de protagonizar la mayor estafa al electorado jamás realizada en España».

«Estamos ante una estafa de Feijoó y del PP. Un PP -ha proseguido- que saca a la gente a la calle contra los indultos y por debajo de la mesa le dicen a Junts que están dispuestos a contemplar el indulto».

En el Govern ven «despistado» al PP, según ha asegurado el conseller de Interior de la Generalitat, Joan Ignasi Elena, porque «un día dicen una cosa y al día siguiente la contraria» y ha apostado como «solución» que el PP deje de «poner trabas y votar a favor de la ley de amnistía».

Salvador Illa, líder del PSC, ha apostado por los indultos y la amnistía como «medidas necesarias para que Cataluña pueda pasar página» y ha dudado del planteamiento de Feijóo porque, según sus palabras, «al PP nunca le ha importado ni el reencuentro ni la convivencia».

El portavoz de Esquerra en el Congreso, Gabriel Rufián, ha pedido que alguien le explique por qué si ERC y PSOE negocian «avances sociales y nacionales» es de «traidores», pero que si lo hacen «Junts y el partido más corrupto de Europa» se lleve «como un cortejo» que es «de estadistas».