Felipe VI transmite su confianza en superar la pandemia poco a poco

25 Septiembre 2021/Agencias
Felipe VI, durante su visita este viernes a Logroño, ha transmitido su confianza en que, poco a poco, se vaya superando la pandemia y la sociedad se recupere, al igual que sucedió tras el sitio de la capital riojana por el ejército francés hace cinco siglos, cuya conmemoración histórica ha podido conocer.

 

Esta es una de las impresiones que ha expresado a quienes le han acompañado durante su estancia en Logroño, en la que ha recorrido a pie un tramo del Camino de Santiago, en el Casco Antiguo de la ciudad; y ha inaugurado la exposición «El camino del vino», en el Espacio Lagares.

 

El alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, le ha entregado al rey, nada más llegar, la vara de mando de la ciudad, acompañado por la presidenta del Ejecutivo riojano, Concha Andreu; y la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno de España, Isabel Rodríguez.

 

El rey se ha mostrado «muy interesado» en la historia y la forma de elaboración del vino de Rioja, plasmada en los restos arqueológicos que conserva el Espacio Lagares y el Calado de San Gregorio de Logroño, ha explicado a Efe el concejal de Patrimonio, Adrián Calonge.

 

El alcalde ha explicado al rey los vestigios vitivinícolas del Espacio Lagares, situado en plena Ruta Jacobea y que reúne un conjunto de dos prensas y dos zonas de pisado de la uva, originales de los siglos XVI y XVII y que desembocan en tres pequeños lagares para la primera fermentación.

 

Junto a estos restos arqueológicos hay tres grandes lagares, el mayor de unos 12.000 litros, fechados en 1752 y en uso hasta el siglo XIX con el mismo fin: poder fermentar el vino allí, ha añadido Calonge, quien ha destacado la curiosidad del rey ante este patrimonio enológico.

 

Hermoso de Mendoza también ha relatado a Felipe VI lo que supuso el asedio de Logroño por las tropas francesas en 1521, cuando «la ciudad se unió ante la adversidad, algo que se ha repetido de nuevo con la pandemia, donde la solidaridad ha sido común entre la ciudadanía».

 

También le ha trasladado cómo la tradición y la modernidad se dan la mano en Logroño, ya que, en pleno Casco Antiguo, el vino, con los calados y lagares, se unirán pronto a un nuevo polo tecnológico.

 

Tras este recorrido, el monarca se ha desplazado hasta la plaza del Ayuntamiento, donde ha sido recibido al son de los tambores de un grupo de recreacionistas, ataviados con vestimentas del siglo XV por la celebración del V Centenario del Sitio.

 

Después, ha saludado a los centenares de personas que le esperaban bajo el sol, quienes le han recibido con aplausos y gritos de «¡Viva España!» y «¡Viva el Rey!», que también han secundado algunos de los funcionarios municipales asomados a las ventanas del edificio consistorial, diseñado por el arquitecto Rafael Moneo.

 

Durante el recorrido por la plaza, ha posado para las fotos de los teléfonos móviles y se ha parado a firmar una bandera de España a Carlos Zumarán, un chaval de 14 años que ha asegurado que colocará la enseña nacional en su habitación y la guardará como recuerdo con cariño.

 

El alcalde le ha entregado dos facsímiles de los siglos XV y XVI, alusivos a momentos históricos de Logroño; y el libro «El río», de Ana María Matute, quien pasó parte de su infancia en La Rioja; y otro de arquitectura de la capital riojana.

 

El monarca ha compartido unos minutos de charla con unos sesenta representantes de colectivos de la sociedad civil logroñesa, muchos de ellos implicados en primera línea de la pandemia, tras lo que ha devuelto la vara de mando al alcalde y ha abandonado el edificio consistorial entre más gritos de cariño de los logroñeses, que este viernes celebran el último día de las fiestas de San Mateo y de la Vendimia Riojana.

Spread the love

Deja una respuesta