Fortalecer la sanidad pública y ampliar derechos, objetivo de la ley de equidad impulsada por el Gobierno

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha afirmado que el Proyecto de Ley por el que se modifican diversas normas que consolidan la equidad, la universalidad y la cohesión en el Sistema Nacional de Salud viene a fortalecer la Sanidad Pública y a ampliar derechos.

Darias ha explicado este Proyecto de Ley en el Congreso de los Diputados que, tras el rechazo a las enmiendas a la totalidad por parte de la mayoría de los grupos parlamentarios, seguirá su trámite.

La ministra ha reconocido el esfuerzo de diálogo y entendimiento para contribuir a que esta ley inicie su tramitación parlamentaria porque el consenso es el mejor camino que nos permite avanzar.

Este proyecto proporciona un alto cumplimiento de los compromisos relativos a Sanidad del Programa de Gobierno; es una medida contenida en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia; y supone la satisfacción total o parcial de 16 propuestas de resolución del apartado de Sanidad y Salud Pública del Dictamen para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso de los Diputados. Así mismo, es un Proyecto de Ley acorde con el orden de distribución de competencias establecido y con los Estatutos de Autonomía.

Darias ha defendido que este Proyecto de Ley amplía el derecho a la protección de la salud. Además, garantiza la homogeneidad en la efectividad del derecho a la protección a la salud a las personas no registradas ni autorizadas como residentes en España. Además, incluye a los solicitantes de protección internacional y las personas beneficiarias de protección temporal y a las víctimas de trata de seres humanos o de explotación sexual.

La ministra de Sanidad ha recordado que se dio un paso importante con una de las primeras normas que aprobó el Gobierno del presidente Sánchez, el Real Decreto-Ley 7/2018 sobre el acceso universal al SNS. La norma avanza en la homogeneidad de su implementación y evita fisuras inaceptables en algunas comunidades autónomas en el acceso universal al SNS. Darias ha insistido que la Sanidad Pública es el pilar fundamental del Estado del Bienestar; un modelo maduro tras 20 años del traspaso de competencias a las comunidades autónomas que ha demostrado una fortaleza ejemplar frente a la pandemia provocada por la COVID-19 y en el éxito de la Estrategia de Vacunación frente al SARS-CoV-2, que ya alcanza a casi el 93% de los mayores de 12 años con pauta completa.

Contenido del Proyecto de Ley
La ministra de Sanidad ha hecho hincapié en que el Proyecto de la Ley de Equidad contempla el fortalecimiento del sistema sanitario público, avanzando en la mejora continua de su excelencia y en el refuerzo de su legitimidad social y profesional.

En este sentido, ha apuntado que la norma contempla, también, la ampliación del acceso universal al SNS y la unificación de la cartera de prestaciones.

Igualmente garantiza el acceso universal al SNS a personas ascendientes reagrupadas por su hija o hijo titular del derecho a la asistencia sanitaria en el SNS que estén a su cargo y siempre que no exista un tercero obligado al pago de dicha asistencia. También se amplía la prestación a personas españolas de origen residentes en el exterior durante sus desplazamientos temporales al territorio español y sus familiares. Adicionalmente, se amplía el acceso al SNS, como personas extranjeras no titulares de derechos, pero con derecho a la protección de la salud a los solicitantes de protección internacional, desplazados solicitantes y beneficiarios de protección temporal y a las víctimas de trata de seres humanos y/o de explotación sexual.

Este proyecto también recupera la cartera común de servicios para unificar la cartera básica de servicios asistenciales, la cartera suplementaria y la cartera de servicios accesorios, como única cartera para evitar nuevos copagos.

Darias ha recordado que el Gobierno se comprometió a eliminar progresivamente el copago farmacéutico a los colectivos más vulnerables. Ya se ha eliminado el copago a las personas perceptoras del Ingreso Mínimo Vital, a los pensionistas con rentas más bajas, a los menores con discapacidad reconocida y a personas de rentas bajas por hijo a cargo. Con este proyecto, también van a estar exentos del copago ortoprotésico estos colectivos para que «nadie tenga que volver a elegir entre ir a una farmacia o a un supermercado».

Además, el proyecto incorpora la voz de los pacientes, personas con discapacidad, profesionales y ciudadanía en el Foro Abierto de Salud. Y se garantiza una interpretación homogénea que clarifique que las prestaciones para pacientes con déficit funcional. En el proyecto se incluyen asimismo medidas para fortalecer la cohesión y la equidad en el SNS, facilitando la viabilidad del desarrollo reglamentario del Fondo de Garantía Asistencial.

Spread the love

Deja una respuesta