Gabriel Mato pide que se revise el Acuerdo con Marruecos sobre la exportación tomatera para igualar los requisitos a los de las empresas europeas

Plenary session - EU Biodiversity Strategy for 2030: Bringing nature back into our lives

 

● El eurodiputado del Partido Popular exige a la UE que «no dé la espalda a los agricultores europeos» para favorecer a terceros países

 

 

 

Bruselas, 14 de julio 2021.- El eurodiputado del Partido Popular Gabriel Mato hizo ayer un llamamiento a la Unión Europea para “modificar el sistema de precios de entrada, los aranceles existentes y adaptar el Acuerdo con Marruecos para la exportación del tomate a la realidad post-Brexit”, ya que las condiciones actuales causan un grave perjuicio a los productores europeos.

El eurodiputado pidió que se exija a Marruecos los mismos requisitos laborales, medioambientales y sanitarios que se demandan a los países comunitarios. Las diferencias entre normativas han hecho que, en 10 años, las importaciones de tomate de Marruecos a la UE hayan aumentado más del doble, alcanzando las 500.000 toneladas en el año 2020.

El incremento de la importación tomatera del país africano ha tenido devastadoras consecuencias para las empresas canarias hasta el punto de que “apenas queda una cooperativa que lucha por mantener el cultivo y el empleo”.

Gabriel Mato denunció que el Acuerdo con Marruecos se ha incumplido en reiteradas ocasiones en muchos aspectos, dando lugar a “problemas de trazabilidad, un mecanismo de precios de entrada desactualizado, laxitud en los controles, fraude en el pago de aranceles o miedo a activar la cláusula de salvaguardia si se cumplen las condiciones para ello”. Por esta razón, para apoyar al sector, el eurodiputado exige igualdad de condiciones para los productores europeos y para los consumidores.

Otro dato importante es que “los consumidores de la UE comen tomate marroquí con límites de pesticidas superiores a los europeos”, manifestó Mato, quien considera que la laxitud de las normas para los tomates procedentes de Marruecos produce que la competencia con los agricultores canarios sea desleal. “Debemos exigir igualdad de condiciones para nuestros productores, pero también para nuestros consumidores”, puntualizó.

Por otro lado, Mato recordó que la Comisión Europea quiere implementar la “Estrategia de la Granja a la Mesa” pidiendo más requisitos medioambientales a los productores de la UE. “La UE no puede darle la espalda al sector agrario europeo, un sector estratégico para la UE que, dicho sea de paso, nos ha estado alimentando en esta crisis tan dura”, concluyó.

Spread the love

Deja una respuesta