Garantía Infantil Europea y salud mental en los centros escolares. Por Miguel Ángel Hernández Concepción Profesor Enseñanza Secundaria y Bachillerato, especialista e investigador.

El artículo 3, apartado 3, del Tratado de la Unión Europea, la Unión combate la exclusión social además de la discriminación y fomenta la igualdad entre mujeres y hombres y la protección de los derechos del niño. De igual modo, el artículo 24 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea reconoce que los niños tienen derecho a la protección y a los cuidados necesarios para su bienestar y que, en todos los actos relativos a los niños llevados a cabo por autoridades públicas o instituciones privadas, el interés superior del niño debe constituir una consideración primordial. El propio artículo 17 de la Carta Social Europea, hecha en Estrasburgo el
3 de mayo de 1996, confirma el compromiso de adoptar cuantas medidas sean necesarias y adecuadas para garantizar que los niños tengan los cuidados, la asistencia, la educación y la formación que necesiten.

A lo anterior hay que añadir que la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, adoptada el 20 de noviembre de 1989 y ratificada por todos los Estados miembros de la Unión, establece, en sus artículos 2, 3, 6, 12, 18, 24, 27, 28 y 31, que los Estados partes en la Convención son conscientes de que el interés superior del niño debe ser una consideración primordial y reconoce el derecho del niño: a la participación y el desarrollo, incluido el derecho a la protección frente a toda forma de discriminación; a la vida; a ser oído en los procedientos judiciales y administrativos; al disfrute del más alto nivel posible de salud; al acceso a los servicios sanitarios; a una asistencia estatal que garantice un nivel de vida adecuado, así como la educación, el esparcimiento y las actividades recreativas, y a participar plenamente en la vida cultural y en las artes. En este sentido, el pasado 22 de junio de 2021 se publicó en el Diario Oficial de la Unión Europea la RECOMENDACIÓN (UE) 2021/1004 DEL CONSEJO por la que se establece una Garantía Infantil Europea en materia de pobreza, discriminación, exclusión social, alimentación, vivienda adecuada, asistencia sanitaria y salud mental.

Que España como Estado miembro de Europa, muchos responsables de centros escolares y la propia administración de justicia española desoyen las recomendaciones del Consejo no extraña cuando se constata que la enfermedad mental en niños y adolescentes esscolarizados ha aumentado en forma de estrés escolar, depresiones y/o trastornos de ansiedad en muchos niños y adolescentes según se desprende de los datos publicados en el último informe Crecer saludable(mente) de Save the Children. Así, pues, el incumplimiento de la Garantía Infantil Europea, por dejación, es incuestionable e incluso podría ser revisada por el órgano jurisdiccional competente del Consejo. Dicho de otro modo, la existencia del acoso escolar es una vergüenza social, con o sin tintes lgtbifóbicos, y su relación con la enfermedad mental de muchos/as menores víctimas de violencia en los centros educativos es estremecedora pero, sin embargo, para concienciar y erradicar este tipo de violencia no se convocan manifestaciones en las calles ni se reforman, modifican o aprueban leyes quizás porque las víctimas no tienen edad para votar.

En definitiva, el primer empujón al suicidio infantojuvenil lo da la enfermedad mental- como ya se explicó en otro artículo- y el definitivo la soledad y la incomprensión de la sociedad que no exige una normativa contundente contra el acoso escolar o no se organiza para denunciarlo en instancias superiores. No es de extrañar que el mayor número de setencias judiciales en materia de bullyng , en nuestro país, sean exculpatorias y coincide que la edad de los/las acusados/as es inferior a los catorce años, hecho que impide su enjuiciamiento en sede penal. La sensación de indefensión ha crecido y, con ella, llegan nuevas incertidumbres que parecen incontrolables y que amenazan al normal desarrollo psicológico de muchos niños y adolescentes en sus centros escolares, perpetuando su miedo y con ello su declive depresivo y pensamientos autolíticos.

Miguel Ángel Hernández Concepción
Profesor Enseñanza Secundaria y Bachillerato, especialista e investigador.

Spread the love

Deja una respuesta