Identifican un fármaco que podría mitigar las consecuencias de la covid-19

17 Septiembre 2020/Agencias
Científicos de la Universidad de Málaga y del Centro Andaluz de Nanomedicina y Biotecnología (Bionand) han identificado un nuevo fármaco que podría modular la respuesta inflamatoria que se produce en los casos más graves de la covid-19.

El equipo, liderado por los investigadores de la Universidad de Málaga Iván Durán y Fabiana Csukasi, estudiará durante el próximo año el efecto del tratamiento con 4-Fenilbutirato (4-PBA), ha informado este jueves la institución universitaria en un comunicado.

El proceso inflamatorio que se identifica en los casos más graves de coronavirus provoca el descontrol y el exceso de citocinas -moléculas encargadas de organizar las defensas del organismo- llegando a desencadenar, incluso, la hiperpermeabilidad vascular y el fallo multiorgánico.

Precisamente, el control de esta «tormenta» de citocinas, a través de quienes les controlan a ellas, es decir, las células infectadas, es la propuesta de estos investigadores.

“Cuando las células se encuentran estresadas por la infección llaman a las citocinas y, cuanto más estresadas estén, más insistentemente las llaman, provocando esa inflamación descontrolada, por eso una posibilidad para tratar la Covid-19 es reducir el estrés de las células”, ha explicado Durán.

Según el investigador, el reposicionamiento con el fármaco anti-estrés 4-PBA, aprobado para uso clínico contra otras enfermedades y, por ello, fácil de llevar a la clínica, podría modular este estrés celular, que también está presente en patologías como la diabetes, el envejecimiento o la carcinogénesis, a su vez, catalogadas de riesgo para la Covid-19.

“Nuestros resultados preliminares desarrollados en modelos animales demostraron que el 4-PBA rescata por completo la mortalidad causada por insuficiencia respiratoria derivada del estrés celular”, ha afirmado el profesor.

En estos primeros estudios también han identificado a la proteína residente del retículo endoplásmico ‘BiP’ (Binding Immunoglobulin Protein) -un marcador de estrés sanguíneo- como indicador de situaciones derivadas del estrés celular, susceptibles de explorarse y medirse en los enfermos afectados.

Así, según Durán, los niveles de BiP, además de determinar la eficacia del tratamiento con 4-PBA, podrían servir como indicadores tempranos de grupos de riesgo a la covid-19, estableciendo la correlación entre niveles altos y severidad inflamatoria tras la infección viral.

“Hay personas que ya tienen enfermedades que causan estrés a las células y cuando estas personas son infectadas por el coronavirus tienen una mayor probabilidad de enfermar y morir. Por tanto, sabiendo si el paciente sufre de estrés celular mataríamos dos pájaros de un tiro: detectaríamos la susceptibilidad antes de que ocurriera la infección y sabríamos tratarla a tiempo”, señala el científico.

Spread the love

OTRAS NOTICIAS

Oramas acusa a Sánchez de maltratar a Canarias y asegura sentir “vergüenza” por su gestión de las crisis migratoria y económica

La diputada nacionalista acusa al presidente de convertir a las Islas “en una cárcel para retener a miles de emigrantes hacinados en campos de internamiento”...

AFATE impartirá talleres sobre entrenamiento cognitivo

24 Febrero 2021 Los talleres son gratuitos y estarán dirigidos a personas mayores de 65 años                                                                                                                La Asociación de Familiares y Cuidadores de enfermos...

Transición Ecológica imparte un curso virtual y gratuito sobre forraje verde hidropónico

24 Febrero 2021 El consejero José Antonio Valbuena destaca las ventajas que aporta este sistema innovador que permite “ahorrar un bien tan preciado como es...

ASG pide intensificar los esfuerzos para apoyar a los pescadores y velar por el mantenimiento de su actividad

24 Febrero 2021 Jesús Ramos considera vital que se evalúen de forma minuciosa las pérdidas del sector en cada una de las Islas para establecer...

Deja una respuesta