Inundaciones en Nueva Zelanda fuerzan la evacuación de cientos de personas

18 Agosto 2022/Agencias
Las inundaciones causadas por las lluvias torrenciales que azotan este jueves a la Isla Sur de Nueva Zelanda forzaron la evacuación de más de trescientas familias y llevaron a algunas localidades a declarar estado de emergencia.

El poderoso temporal que afecta principalmente a la zona septentrional y la costa occidental de la isla Sur esta semana se agravó a raíz de que cayeran más de 300 milímetros de lluvias entre la medianoche de ayer y hoy, de acuerdo con Radio New Zealand.

La ciudad de Nelson y el distrito de Tasman, además de las regiones de la Costa Oeste de la Isla Sur, declaradas esta semana en estado de emergencia, han registrado extensos daños a las propiedades, carreteras y otras infraestructuras, según imágenes publicadas por los medios neozelandeses.

En Nelson, más de 300 familias fueron evacuadas desde el miércoles por el agravamiento de las tormentas y por el desborde del río Matai, cuyo caudal ronda los 500 metros cúbicos por segundo, según dijo hoy el representante de la Defensa Civil de Nueva Zelanda, Alec Louveridis, en declaraciones recogidas por Radio New Zealand.

El mal tiempo también afecta a la Isla Norte, incluyendo a Auckland, la ciudad más poblada de Nueva Zelanda, en donde se ha reportado la caída de árboles por la combinación de lluvias y fuertes vientos.

Las autoridades pronostican lluvias de 100 a 140 milímetros en Northland, la zona más septentrional del país, así como el desbordamiento de su río Kaeo, entre hoy y mañana, de acuerdo con el servicio meteorológico del país MetService.

A principios de mes, el gobierno de Nueva Zelanda, que en 2020 declaró la emergencia climática, publicó su primer plan nacional de adaptación para hacer frente a los incendios, inundaciones y otros desastres naturales que se han vuelto más frecuentes y más feroces en el país oceánico debido al calentamiento global del planeta.

«El cambio climático es un problema crítico para nuestro país y ya está teniendo graves repercusiones en la vida de los neozelandeses a través de tormentas más frecuentes e intensas, inundaciones, sequías, incendios forestales y, con el tiempo, la subida del nivel del mar», dijo hoy en un comunicado Amanda Whiting, directora general de IAG Nueva Zelanda, la aseguradora más grande de ese país.

Spread the love

Deja una respuesta