Irlanda: Las demandas británicas pueden romper las relaciones con la UE

10 Octubre 2021/Agencias
Las exigencias que plantea el Reino Unido en torno al protocolo norirlandés tras el Brexit pueden generar «una ruptura en las relaciones» con la Unión Europea (UE), según alerta el ministro de Asuntos Exteriores irlandés, Simon Coveney.

El político hizo esas declaraciones en un mensaje colgado en su cuenta de Twitter después de que Londres volviera a indicar que quiere eliminar el papel actualmente asignado a la Corte Europea de Justicia, y con el que el Reino Unido estuvo de acuerdo en 2019.

En su tuit, Coveney sugiere que la actual posición británica no ayudará a resolver los problemas prácticos derivados del citado protocolo, diseñado para evitar fronteras físicas entre las Irlandas.

«La UE trabajando seriamente para resolver problemas prácticos con la implementación del protocolo, así que el Gobierno británico crea una nueva barrera de ‘línea roja’ para poder progresar, por la que sabe que la UE no puede seguir adelante ¿Nos sorprende?», señala en su mensaje.

Coveney agrega a continuación que «la verdadera cuestión es: ¿Quiere el Gobierno de Reino Unido realmente (encontrar) una manera de avanzar consensuada o una nueva ruptura en las relaciones (con la UE)?».

Bruselas publicará este miércoles sus propuestas para reformar el protocolo y se espera que estas se centren en cómo resolver los asuntos prácticos que plantea ahora la circulación de productos de Gran Bretaña a la provincia británica.

Según adelantó el Gobierno británico en un comunicado, el secretario de Estado para el Brexit, David Frost, dará un discurso el martes en Lisboa donde previsiblemente alertará de que eliminar la función del tribunal europeo de Justicia es necesario para que se sostenga el protocolo.

Frost indicará, según la nota del Ejecutivo de Londres, que «sin nuevas disposiciones en este área, el protocolo nunca tendrá el apoyo que necesita para sobrevivir».

Ese mecanismo mantiene a la provincia vinculada con el mercado único comunitario para bienes y la citada corte europea actúa como intérprete supremo de las normativas que rigen ese mercado único.

Aunque en 2019, Londres se mostró de acuerdo con esa función, ahora quiere eliminarla y que sea un árbitro independiente el que solvente en última instancia las disputas.

En una respuesta posterior en las redes sociales a los comentarios de Coveney, David Frost apunta que preferiría «no negociar en Twitter» aunque recuerda que «el asunto de la gobernanza y la Corte europea de Justicia no es nuevo».

Spread the love

Deja una respuesta