JOSÉ ANTONIO MARINA: “EN UN MOMENTO DE GRANDES DECEPCIONES NECESITAMOS EMPRENDEDORES SOCIALES”

17 Septiembre 2021
El filósofo ha inaugurado el VI Workshop internacional de Emprendimiento GEM-ACEDE, que acoge la ULL
En opinión del filósofo y pedagogo José Antonio Marina, pensar en el emprendimiento como medio para salir de la crisis económica es una solución tramposa, porque no todos tienen es capacidad ni deben dedicarse a la actividad emprendedora. La persona emprendedora descubre oportunidades, elabora proyectos y es capaz de moverse en entornos de incertidumbre. “Estamos hablando de un tipo de inteligencia que desborda el entorno económico”, señala.
Esta consideraciones han formado parte de la conferencia “El emprendimiento y la competencia emprendedora ante las crisis”, que ha servido como arranque del VI Workshop internacional de Emprendimiento GEM-ACEDE que se ha desarrollado hoy, 17 de septiembre, en la Facultad de Economía, Empresa y Turismo de la Universidad de La Laguna. Ha sido promovido por la Asociación Científica de Economía y Dirección de Empresas de España (ACEDE) y la Asociación GEM España y, en esta edición, su organización ha sido asumida por un grupo de profesorado de la institución académica tinerfeña vinculado al grupo de investigación Empresa y Sociedad y a la Cátedra Fundación Disa de Jóvenes Emprendedores, así como de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.
En su ponencia online, el pedagogo explicó que la competencia emprendedora se conoce como tal cuando surgió el proyecto europeo, con la Cumbre de Lisboa. Se trata del conjunto de habilidades para dar respuesta a las demandas complejas de la sociedad, entre las que el ponente destacó la educación para la ciudadanía, aprender a aprender y aprender a emprender.
Destacó que hay que desarrollar la inteligencia activa frente a la inteligencia inerte, es decir, que le cuesta trabajo empezar a producir cosas y le teme a la novedad, lo que, a juicio del conferenciante, genera muchos problemas. También precisó que es oportuno tener una memoria creadora. “Quien no tiene memoria para el mundo de los negocios, no se le va a ocurrir ninguna buena idea”, sostuvo.
Hay que crear el hábito sistemático de huir de la rutina e introducir criterios de selección, para distinguir lo interesante de lo que no lo es o lo que ofrece posibilidades de lo que no ofrece ninguna. ¿Todo esto se puede aprender?, se preguntó Marina, para responder de forma contundente que sí, porque se entrena.
Los tiempos avanzan hacia la sociedad del aprendizaje, sostuvo el conferenciante, y no hacia la sociedad tecnológica, como siempre se ha dicho. Para salir de una crisis “hay que poner en marcha toda la inteligencia creadora y emprendedora, no hay otra manera, porque con el aumento de la información no disminuye la incertidumbre, como antes se creía. Más bien al contrario, se abren más posibilidades”. Por ello es necesario analizar si el proyecto en curso es significativo o, por el contrario, le falta valor. “En un momento de grandes decepciones, necesitamos no solo emprendedores económicos, sino grandes emprendedores sociales”.
Acto inaugural
Previamente a la conferencia de Marina, durante el acto protocolario de inauguración del encuentro, el profesor de Economía de la Universidad de La laguna e integrante del comité organizador Francisco García, habló de incertidumbre radical, como dicen los economistas, para definir este tiempo de cambios constantes. Ello ha obligado a aportar por un modelo de taller híbrido con elementos presenciales y telemáticos que, pese a las dificultades, ha sido un éxito: 13 sesiones paralelas, más de 60 trabajos presentados, con una nueva modalidad dedicada a las experiencias de transferencia del conocimiento hacia la sociedad.
García destacó el valor de la colaboración de asociaciones científicas distintas como GEM España y ACEDE trabajen en emprendimiento, así como la propia cooperación de las dos universidades públicas canarias. Recordó que también ha habido colaboración del sistema universitario con profesores de otros niveles educativos, especialmente en Formación Profesional.
Rosario Gañán, directora general de Formación de Adultos del Gobierno de Canarias, destaco que este evento suponía una gran oportunidad para visibilizar los trabajos que se llevan a cabo en FP para ayudar a adquirir competencias en emprendimiento para adaptarse a situaciones de incertidumbre y poder ser agentes de cambio. Recordó que en todos los ciclos formativos se contemplan módulos que desarrollan dichas competencias. Tras 20 años apostando por el emprendimiento, la administración desea seguir colaborando con entidades que promueven el emprendimiento.
Ana Fernández, presidenta del Observatorio del Emprendimiento de España, una asociación de académicos en su mayoría que tiene su origen en el proyecto GEM, explicó que su organización es pionera en investigar sobre capital humano su potencial. Señaló que el equipo de Canarias, formado por las dos universidades públicas, es “muy potente” y que entre los objetivos marcados está profundizar en el conocimiento y estudio del fenómeno emprendedor en todos sus ámbitos. “El emprendimiento es vital para el crecimiento de un país, ahora toca arrimar el hombro para que esto sea una realidad”, apuntó.
David Urbano, presidente de la división de emprendimiento de ACEDE, explicó el trabajo de las comisiones dedicadas a conocer el estado del arte en esta materia, tanto en docencia como en investigación, transferencia y gestión. Destacó que ya hubiera responsables y servicios universitarios dedicados al emprendimiento y a la innovación y pareció una actitud y valores diferentes hacia esta disciplina por parte de las universidades. “La crisis nos ha situado en un escenario muy emprendedor”, señaló, para luego destacar la capacidad de resiliencia que ha tenido la sociedad, así como para afinar el talento emprendedor y adaptarse mejor a “las reglas del juego”.
Por su parte, el vicerrector de Investigación y Transferencia de la Universidad de La Laguna, Ernesto Pereda, añadió que muchas personas de la institución académica cuentan ya con el sexenio de transferencia, que espera vuelva a convocarse de nuevo. “El emprendimiento está formando parte de los currículos desde primaria hasta doctorado, porque significa tener una mayor adaptación a situaciones cambiantes y saber manejarse en una crisis transformativa como la que estamos viviendo, además de tratarse de una aproximación muy sólida hacia la solución de problemas que afectan a la colectividad”.

Spread the love

Deja una respuesta