La conciliación familiar militar choca con los actos institucionales celebrados en días festivos

Militares con reducción de jornada por cuidado de hijos menores de 4 años o familias monoparentales son obligados, en algunas unidades, a acudir a estos actos, sin estudiar si su presencia es determinante para su celebración.

Medidas que podrían utilizar los afectados para paliar esta situación, como las guarderías, se encuentran cerradas en fechas como el 6 y 8 de diciembre.

Leganés, 03 diciembre de 2021
La Asociación de Tropa y Marinería Española “ATME” se ha dirigido por escrito a la Subsecretaría de Defensa, a través de la Secretaria Permanente del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas (COPERFAS), con objeto de trasladar la problemática y solicitar soluciones para los militares con reducción de jornada por hijo menor de cuatro año o por ser familia monoparental que son obligados, en algunas unidades, a acudir y/o participar en los actos de las patronas que se celebran en día festivo; próximamente los días 4 de diciembre (“Santa Barbara”) y 8 de diciembre (“La Inmaculada”).

La Asociación está recibiendo numerosas quejas de socios destinados en distintas unidades (ej. GACA XI, Regimiento de Infantería ‘Príncipe’ n.º 3 o GAAAL III, etc.), donde a personal acogido a estas medidas, año tras año, se les ordena acudir como un día laboral normal.

En estos casos, el mando hace referencia a que se le está respetando la franja horaria en la cual tienen concedida la reducción de jornada, independientemente si es festivo o no. Sin embargo, no se hace mención de que las posibles medidas paliativas que podría tomar este personal, como el uso de guarderías, están generalmente cerradas estos días.

Se debe recordar que la Orden DEF/253/2015, de 9 de febrero, por la que se regula el régimen de vacaciones, permisos, reducciones de jornada y licencias de los miembros de las Fuerzas Armadas, establece que la mencionada exoneración de “guardias, servicios, maniobras y actividades análogas” “tendrá vigencia tanto en los días hábiles, como inhábiles incluidos festivos y afectará a los actos institucionales y a las patronas que coincidan con días inhábiles incluidos festivos. Supondrá que la persona sobre la que se aplica solo realizará actividades dentro del horario habitual de trabajo de su unidad de destino, minorado de acuerdo con la reducción que tenga concedida. No se podrán realizar variaciones o adaptaciones del horario establecido con carácter general para posibilitar la prestación de guardias, servicios, maniobras y actividades análogas de este personal que contravengan la exoneración concedida, especialmente en el caso de lactancia”.

No parece lógico ni apropiado que militares de tropa, con unos sueldos bajos, los cuales se ven menguados todavía más por los descuentos practicados por tener concedida una reducción de jornada que necesitan para el ciudadano de sus hijos o ascendientes, sean obligado en algunas unidades, de manera general y sin valorar siquiera la necesidad real de su presencia, a acudir en un día festivo a un acto institucional, con guarderías cerradas y, muchas veces, sin poder dejar a sus hijos con ningún familiar. Se debe recordar que, muchos de ellos, se encuentran, debido a las vicisitudes de la vida militar, lejos de sus domicilios familiares.

Spread the love

Deja una respuesta