La Consejería de Obras Públicas ejecuta el 85% del presupuesto destinado al proyecto del enlace Chafiras-Oroteanda

03 de diciembre 2023

 

El viceconsejero y la directora general de Infraestructura Viaria mantienen una reunión con el Ayuntamiento de San Miguel de Abona y los empresarios del Sur de Tenerife para informarles sobre los avances que se están desarrollando

El departamento prevé entregar parcialmente el enlace de Oroteanda al Cabildo de Tenerife a finales del primer trimestre de 2024, y concluir la obra en el último cuatrimestre del año

 

La Consejería de Obras Públicas, Vivienda y Movilidad del Gobierno de Canarias continúa desarrollando el proyecto del tercer carril de la TF-1, tramo San Isidro-Las Américas, enlace Oroteanda-Las Chafiras, del que ya se ha ejecutado el 85% del presupuesto asignado, que alcanza los 23,6 millones de euros.

El viceconsejero de Infraestructuras, Francisco González, y la directora general de Infraestructura Viaria, Rosana Melián, han supervisado hoy los avances de las obras, tras mantener una reunión con el alcalde de San Miguel de Abona, Arturo González, y representantes del Círculo de Empresarios del Sur de Tenerife, en el que también ha estado presente el consejero delegado de Carreteras del Cabildo insular, Dámaso Arteaga.

Durante la jornada, los responsables de la Consejería han detallado tanto al ayuntamiento como al tejido empresarial las distintas fases que se están acometiendo actualmente y los plazos previstos para cada una de ellas, como el acceso al enlace de Oroteanda desde Santa Cruz de Tenerife; el enlace superior de Chafiras, el acceso a este desde Las Américas, así como una actuación en el Barranco de Archile.

Este proyecto, cuya inversión asciende actualmente a 23,6 millones de euros, ya ha ejecutado el 85% de su presupuesto inicial, pagando hasta octubre de 2023 18,9 millones de euros. La Consejería prevé entregar parcialmente el enlace de Oroteanda al Cabildo de Tenerife a finales del primer trimestre de 2024, y concluir la obra en el último cuatrimestre del año.

El objetivo de esta intervención es el de resolver la afluencia de tráfico que se da en el enlace de Las Chafiras, y que genera gran congestión, no sólo en el propio enlace y los ramales, sino también en la autopista TF-1.

Para ello, el proyecto contempla la remodelación del enlace de Las Chafiras y la creación de uno nuevo en Oroteanda, complementario del anterior, en el extremo oeste del núcleo de Las Chafiras. El sistema se completa con la creación de vías colectoras-distribuidoras unidireccionales entre ambos puntos, con el fin de garantizar la conectividad con el tronco de la TF-1 mediante un tráfico ininterrumpido.