La FAD alerta de la grave vulnerabilidad de los jóvenes en el mercado laboral

08 Agosto 2022/Agencias
La Fundación FAD Juventud ha alertado de la grave vulnerabilidad que sufren los jóvenes ante un mercado laboral, que en los últimos quince años ha determinado una mayor «precariedad y fragilidad» con respecto a la población adulta.

Según el informe «Radiografía del (des)empleo juvenil en España 2007-2022”, realizado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de FAD, se necesitan políticas públicas a corto y medio plazo dirigidas especialmente a perfiles muy frágiles: jóvenes de entre 16 y 24, mujeres, con niveles educativos medios-bajos, de minorías étnicas y a aquellos que habitan en un barrio degradado.

Con motivo del Día Internacional de la Juventud, el próximo 12 de agosto, la fundación expone que «la vulnerabilidad se da a nivel de la población joven trabajadora por la precariedad en la que viven, como entre los que no están dentro del mercado laboral, debido a las altas tasas de desempleo en esta etapa de la vida».

«Desde la crisis de 2008 hasta este momento de salida de la pandemia, se han dado unas inercias económicas y estructurales que han venido a agudizar los problemas que se venían arrastrando en los dos grupos de jóvenes», indica el estudio.

Respecto a los desempleados, las tasas de paro se han incrementado en su conjunto de un 8,42 % en 2007 a un 13,64 % en 2022, aunque este último valor es mejor que el de 2012, cuando había una tasa de desempleo juvenil del 26,94 %.

«Las tasas de paro doblan o triplican (según el grupo de edad) a las del total de la población, y aún no se han alcanzado tampoco las tasas de empleo joven previas a la Gran Recesión», recoge la investigación.

En el caso de la juventud trabajadora, la contratación temporal frente a la indefinida, la brecha salarial que se ha agudizado o el aumento de las jornadas a tiempo parcial muestran esta deriva negativa.

Con respecto a la contratación temporal, los datos reflejan que en lo que va de año, el 34,5 % corresponden a nuevas contrataciones de carácter indefinido, cuando en la misma franja de año de cursos anteriores se situaba en torno al 5,6 %, recoge el estudio.

La FAD también ahonda en la (no)emancipación juvenil como quiebra del proyecto de vida y como consecuencia de la baja calidad del empleo joven y recuerda que es inferior a la de los países de nuestro entorno y alcanza unos niveles peores a los de hace una década.

Spread the love

Deja una respuesta