La isla griega de Miconos vuelve a la normalidad tras toque de queda

26 Julio 2021/Agencias
La isla de Miconos vuelve desde hoy a la normalidad tras nueve días de toque de queda y sin música en los bares, unas restricciones impuestas debido al repunte de casos de covid en uno de los destinos más conocidos de Grecia.

El pasado día 17 el Gobierno heleno decidió prohibir durante nueve días salir a la calle entre la una de la madrugada y las seis de la mañana, así como poner música en los establecimientos durante las veinticuatro horas del día, un golpe duro para una isla conocida sobre todo por su actividad nocturna.

En las últimas semanas las islas más turísticas del país se han convertido en los nuevos focos de coronavirus. Miconos llegó a cuadriplicar el número de casos en solo una semana, mientras que otras islas como Ios y Paros, así como la región de Heraclión en Creta se duplicaron.

El viceministro de Protección Ciudadana, Nikos Jaradaliás, señaló que las restricciones ayudaron a frenar el ascenso exponencial de casos, si bien la carga epidemiológica en la isla continúa siendo elevada.

Ahora el Gobierno está preocupado por la situación en otros centros turísticos, como las islas de Zante, Rodas, Corfú, Serifos, Antiparos, Kos, Sifnos, Leros y Milos .

Los empresarios y las autoridades locales de Miconos achacaron el aumento de los contagios al hacinamiento que se produce en las estrechas plazas de la isla y, sobre todo, a las «villas ilegales» donde se celebran fiestas y no se respetan las restricciones contra la covid.

Además, consideraron que estas medidas podían hacer estallar la temporada turística, un sector que supone casi el 30 % del Producto Interior Bruto (PIB) griego y que se espera que tenga un papel fundamental en la recuperación de los estragos de la pandemia.

Ante la importancia del turismo en la economía helena, el Gobierno ha centrado su estrategia contra el coronavirus en la vacunación para evitar medidas que afecten a la economía como el toque de queda y que puedan desincentivar a los viajeros, por lo que a partir de mediados de agosto será obligatoria la vacuna para los trabajadores de las residencias de mayores y a partir de septiembre para los empleados del sector sanitario.

El aumento de los casos en los archipiélagos preocupa especialmente a las autoridades porque las zonas insulares carecen de estructuras sanitarias suficientes para sobrellevar un brote elevado y, al mismo tiempo, cuentan con menos posibilidades para realizar pruebas de detección.

El tema de los hoteles de cuarentena también se ha convertido en un problema porque varias personas que han dado positivo en coronavirus se han encontrado con que no podían abandonar las islas, pero tampoco había habitaciones para que permanecieran aislados, por lo que el Gobierno anunció que revisará los protocolos.

En toda Grecia se registran en las últimas semanas un promedio de 2.500 contagios por día, de los que tres cuartas partes son de la variante delta, y aunque el número de fallecidos se mantiene bajo, han aumentado los ingresos hospitalarios, con una media diaria en la última semana de 157.

Hasta hoy algo más del 52 % de la población ha sido inoculada con una dosis, mientras que algo del 45 % ya ha recibido la pauta completa.

Spread the love

Deja una respuesta