La pandemia ha fomentado el trabajo infantil en Latinoamérica

11 Junio 2021/Agencias
Unos 8,2 millones de menores de edad, en edades comprendidas entre los 5 y 17 años, trabajan en América Latina y el Caribe, una región que está «lejos» de erradicar el trabajo infantil por culpa de la pandemia, advirtieron este viernes la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y Unicef.

«La combinación de la pérdida de empleo, el aumento de la pobreza y el cierre de escuelas es una tormenta perfecta para la proliferación del trabajo infantil», dijo el director regional de la OIT para América Latina y el Caribe, Vinícius Pinheiro.

Pinheiro explicó que «abandonar la escuela y entrar prematuramente en el mercado laboral reduce las posibilidades de conseguir mejores empleos en el futuro, perpetuando la trampa de la pobreza».

La OIT y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) apuntaron que la pandemia está «neutralizando» los «esfuerzos» de América Latina y el Caribe, la región más golpeada por la covid-19, para cumplir la meta de eliminar el trabajo infantil para 2025.

MÁS DE LA MITAD REALIZA «TRABAJOS PELIGROSOS»

De los 8,2 millones menores que trabajan en la región, la mayoría son adolescentes varones y el 33% son niñas, según el nuevo informe OIT-UNICEF (2021).

Así, el documento destacó que el trabajo infantil se da tanto en zonas rurales como urbanas, aunque el 48,7% se encuentra en el sector agrícola y casi el 50% de los que participan en el trabajo infantil lo hacen en el trabajo familiar.

Más del «50 % de los niños realizan trabajos peligrosos» para «su salud, educación y bienestar», resalta un comunicado de ambas organizaciones.

Tanto la OIT como Unicef advirtieron de que, a pesar de que el trabajo infantil en la región disminuyó en 2,3 millones entre 2016 y 2020, se estima que la pandemia podría revertir esta tendencia, pues la cifra de menores en hogares con pocos ingresos incrementó por la pérdida de empleo e ingresos de las familias, y estas pueden recurrir al trabajo infantil como «mecanismo de supervivencia».

“Dado que muchas escuelas siguen cerradas, y que las familias empobrecidas en situación de confinamiento han perdido ingresos durante meses y meses, estamos viendo que más niños y niñas latinoamericanos y caribeños abandonan la escuela y se incorporan al trabajo infantil», declaró la directora regional de Unicef, Jean Gough.

La región «esperaba ser la primera del mundo en erradicar el trabajo infantil para 2025», añadió Gough, pero la «pandemia ha hecho que este objetivo sea cada vez más difícil de alcanzar», indicó.

Y «es probable que más niños de toda la región caigan en el trabajo infantil en los próximos meses, a menos que las familias reciban ayuda rápidamente», agregó la directora.

El número de niños en situación de trabajo infantil supera los 160 millones, tras aumentar en 8,4 millones los menores que trabajan en los últimos cuatro años, la primera subida en dos décadas, según el informe presentado esta semana en vísperas del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, el próximo 12 de junio.

Spread the love

OTRAS NOTICIAS

El Congreso rechaza la ley propuesta por Vox sobre denunciantes de corrupción

22 Junio 2021/Agencias La mayoría del Congreso ha rechazado este martes una proposición de ley para proteger a denunciantes de corrupción presentada por Vox y...

El Gobierno analizará la situación de Tenerife con el presidente de Cabildo, la FECAM y las alcaldías de la isla

22 Junio 2021 La reunión, anunciada tras el último Consejo de Gobierno, tendrá lugar este jueves 24 a las 18:00 horas en el Teatro Leal...

Presentación de la Memoria de Actividad de Cruz Roja Canarias 2020

22 Junio 2021 José Antonio Cabrera. ASSOPRESS Más de 238.000 personas vulnerables en Canarias recibieron apoyo de Cruz Roja. Esto supone un 163 por ciento...

Rodríguez reabre el debate sobre los límites del crecimiento demográfico en Canarias

22 Junio 2021 El vicepresidente lamenta que el anterior Gobierno optara por un modelo de desarrollo basado en “comprar más coches, hacer más carreteras y...

Deja una respuesta