La quinta ola de covid se acerca a su fin en Cataluña

05 Septiembre 2021/Agencias
La quinta ola de la covid ya está llegando a su fin en Cataluña, con un riesgo de rebrote en 120 puntos, registros iguales que los que había antes del estallido de finales de junio, mientras que los hospitales siguen vaciándose con cuentagotas de pacientes y mejoran los datos de mortalidad.

Según los datos actualizados este domingo, el número de ingresados por covid en Cataluña sigue disminuyendo lentamente y ya se sitúa en 934 pacientes, solo dos menos que ayer, mientras que las UCI mantienen los 324 críticos.

La mortalidad, que junto a las UCI es lo último que desciende en una ola de covid, ha mejorado respecto a semanas anteriores: en los últimos siete días ha habido 80 defunciones por covid -frente a los 123 de la semana anterior-, lo que representa una media de 11 óbitos diarios por la enfermedad.

El número de fallecidos desde el inicio de la epidemia asciende a 23.547, con ningún muerto notificado en las últimas 24 horas, lo que no significa que no haya habido algún óbito que sea comunicado en los próximos días.

La presión desciende también en la atención primaria, que este pasado sábado tuvo un total de 1.421 visitas relacionadas con la covid, 500 menos que el mismo día de la semana pasada.

La positividad -el porcentaje de PCR y TA con resultado positivo- sigue decreciendo hasta el 4,12 %, ya por debajo del 5%, que es el porcentaje que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS) para considerar una epidemia bajo control.

La vacunación sigue sin recuperar el ritmo previo al parón de agosto y durante la jornada de este pasado sábado se inyectaron solo 14.879 dosis.

En todo caso, el 68,7% de los catalanes ya ha completado la pauta y el 72,5% tiene el primer pinchazo.

Desde el inicio de la epidemia, un total de 968.124 personas han sido diagnosticadas por todo tipo de pruebas en Cataluña, 756 en las últimas 24 horas.

En los últimos siete días han sido 5.147 los diagnosticados por PCR o test de antígenos (TA), una media de 735 diarios, ya por debajo de los 1.000 para poder hacer un seguimiento correcto de los contactos y cortar las cadenas de transmisión.

El riesgo de rebrote (EPG), índice que mide el potencial de crecimiento de la epidemia, sigue descendiendo y es de 120 puntos, ya cerca del umbral de 100 que indica el riesgo alto y en registros iguales que los que había antes de San Juan, cuando comenzó a escalar la quinta ola.

La velocidad de propagación del virus (Rt) sigue baja, 0,76, lo que quiere decir que cada 100 infectados contagian a una media de 76 personas.

La incidencia acumulada de casos confirmados por PCR o test de antígenos a 7 días por cada 100.000 habitantes (IA7) continúa descendiendo y hoy es de 66 casos.

Spread the love

Deja una respuesta