LA ULL INCORPORA TRES INVESTIGADORES DE EXCELENCIA CON AYUDA DE LAS FUNDACIONES “LA CAIXA” Y CAJACANARIAS

03 Diciembre 2021
La Universidad de La Laguna publicó en julio del año pasado una convocatoria para captar personal investigador de excelencia posdoctoral junior y senior, en colaboración con la Fundación “la Caixa” y la Fundación CajaCanarias. Esta semana los tres investigadores que han resultado acreedores de esta convocatoria internacional han sido recibidos en la institución docente, con el objeto de que consoliden su trayectoria científica en esta universidad e incorporen talento y liderazgo a los grupos de investigación.
La convocatoria fue publicada en la plataforma internacional Euraxess, y a ella se presentaron 67 solicitudes de todo el mundo, de las cuales luego quedaron definitivamente admitidas 54. María José Trujillo y Antonio Marrero forman parte de la convocatoria para posdoctorales junior, mientras que Jorge Pasán corresponde a la categoría de senior.
Tanto Mauricio Rodríguez como Clara Gámez Marrero, representantes de las dos fundaciones que apoyan esta acción, valoraron el apoyo a esta convocatoria de captación de talento, por cuanto supone un espaldarazo expreso de las entidades que representan al ecosistema científico español y, concretamente, a la Universidad de La Laguna. La gratitud fue mutua, porque los tres elegidos podrán continuar con sus trayectorias de investigación gracias exclusivamente a estos contratos.
El vicerrector de Investigación y Transferencia, Ernesto Pereda, se manifestó en el mismo sentido que los investigadores posdoctorales, que muchas veces no encuentran salida a su conocimiento ni carrera profesional para continuar con su trabajo. La Universidad de La Laguna ya está trabajando en la siguiente convocatoria, que se publicará en breve, explicó el vicerrector, y añadió que la agencia canaria en esta materia también publicará ayudas específicas para este colectivo, altamente cualificado.
Bioanálisis para el cáncer
María José Trujillo Rodríguez, de la modalidad junior de Ciencias, realizó una estancia de dos años en Estados Unidos tras haberse doctorado, para luego continuar con otro contrato en la Universidad de Islas Baleares y posteriormente en un centro de investigación de Zaragoza como contratada por el programa Juan de la Cierva. Su especialidad es la Química Analítica, al principio más orientada hacia el análisis medioambiental de muestras en agua y alimentos y últimamente más dedicada a los líquidos iónicos, a través de los cuales es capaz de detectar cantidades pequeñas de elementos contaminantes.
Centrada en el actual proyecto en el campo del bionálisis, pretende poner el foco de su contrato de investigación en la Universidad de La Laguna en el estudio de la evolución de pacientes con cáncer, haciendo uso de los líquidos iónicos magnéticos para determinar biomarcadores ligados a los tratamientos que los enfermos reciben, de modo que se utilizarían métodos más rápidos y menos invasivos. La convocatoria de la Universidad de La Laguna lleva asociada otra estancia de investigación internacional, de modo que María José tiene previsto trasladarse a Aveiro, Portugal, para continuar con este trabajo y obtener más datos. “Gracias a esta convocatoria, investigadores como yo podremos continuar haciendo ciencia, dado que si en España resulta difícil, en Canarias lo es aún más”, apuntó.
Arte mudéjar y arte de retorno
Antonio Marrero Alberto, por su parte, de la modalidad junior de Humanidades, concretamente del área de Historia del Arte, desarrolló su tesis doctoral sobre el arte mudéjar en Canarias, una cuestión que a su entender simboliza la convivencia de diferentes culturas en estas islas. Además de su trabajo en diversos museos, ha realizado una estancia posdoctoral de tres años en Chile, a través de la cual ha visto reforzado el lazo cultural de esta región con América del Sur. Es lo que él denomina arte de retorno y retroalimentación artística, y sobre la que basará su contrato, con conexiones con Bolivia, Canarias y México.
A punto de publicar su quinto libro sobre techumbres mudéjares en Canarias, con más de 57 de estas obras registradas en la isla de Tenerife y unas 40 en La Palma, Marrero realizará su estancia de investigación dentro de este contrato en la Universidad Autónoma de México. “Es tan complicado continuar investigando, especialmente en el ámbito de las humanidades, que una iniciativa como esta va mucho más allá de lo laboral, porque a nosotros nos apasiona investigar”.
De la cristalografía a la química inorgánica
Licenciado en Física, Jorge Pasán se doctoró en Física del Cosmos. Descubrió que le interesaba la cristalografía y comenzó a trabajar en el equipo de la ya fallecida catedrática Catalina Ruiz a través de un proyecto Consolider, con estancias en Berkeley y Grenoble. En esos años, entre 2003 y 2013 el grupo de investigación consiguió proyectos para la Universidad de La Laguna por más de un millón de euros, relata el investigador.
Pasán decidió luego volcar su interés hacia la química inorgánica y la analítica para trabajar en la monitorización de contaminantes utilizando materiales cristalinos, ámbito en el que en los últimos siete u ocho años obtuvieron igualmente más de medio millón de euros en proyectos. “Esto no solo ha sido un cambio de temática, sino también de perspectiva, hacia una ciencia más aplicada”, apunta.
Gracias a la convocatoria posdoctoral de la Universidad de La Laguna y al apoyo de las dos fundaciones, Pasán vuelve al mundo de la ciencia, dado que su anterior contrato se extinguió y tuvo que dedicarse un tiempo al negocio familiar. Tras una trayectoria de investigación extensa y prolífica, este investigador senior todavía sigue sin estar estabilizado.

Spread the love

Deja una respuesta