LAS ARTES ESCÉNICAS DOMINAN LA PROGRAMACIÓN DEL PARANINFO DE LA ULL ESTE FIN DE SEMANA

10 de noviembre 2023

 

El Paraninfo de la Universidad de La Laguna pondrá este fin de semana su escenario a disposición de dos propuestas de artes escénicas: el sábado 11 de noviembre a las 20:00 horas, la compañía Invisibles ofrecerá una aventura para toda la familia titulada “La isla de los recuerdos”, mientras que el domingo 12 a las 19:00, la compañía Okidok ofrecerá su propuesta de teatro gestual “Slips Inside”, enmarcada dentro del festival Oye Toca Ver.

Interpretada por Sigrid Ojel, Eduardo Feira, Dimas Cedrés y Abián de la Cruz, “La isla de los recuerdos” es una historia de fantasía y aventuras recomendada a partir de 6 años, que aboga por los cuidados en todos sus estados, dando especial valor a las personas mayores, tratando de visibilizarlos y recordándoles quiénes fueron y quiénes son. El espectáculo tiene una duración de 75 minutos aproximadamente, y las entradas pueden adquirirse en la plataforma Tomaticket a un precio de 8 euros.

Esta tierna historia narra el gran viaje de Amelia para rescatar los recuerdos de su abuela Ágata, perdidos en la Tierra del Olvido. La niña estará acompañada por Verne, un robot muy dicharachero que ayudará a cumplir su objetivo con el tiempo como antagonista, el cual intentará interponerse en su camino para devorarlos. Durante el viaje, Amelia crecerá aprendiendo sobre la importancia de cuidar el planeta, conocerá a personas diversas que le enseñarán el valor de la amistad y descubrirá secretos de su abuela que cambiarán su vida para siempre.

“Slips Inside” es una pieza dirigida e interpretada por Xavier Bouvier y Benoît Devos, reconocidos internacionalmente en el mundo del clown que en esta ocasión dejan de lado el maquillaje y los zapatos grandes para dar protagonismo al cuerpo desnudo del acróbata. Las entradas también están disponibles online a un precio de 9 euros.

Inmersos en los primeros fundamentos del espectáculo circense, demostración de hazañas de fuerza o habilidad, los personajes son propulsados por sus locuras, sus pretensiones y su torpeza en un juego que conduce a la improvisación y al desarrollo de singularidades dentro del dúo, en diálogo constante con el público. Sin ningún material, decoraciones y sonido, solamente dos albornoces, dos cuerpos, un calzoncillo, un área de juego y una audiencia llevan el peso de esta propuesta que utiliza el teatro gestual silencioso con una estética muy particular.