¡¡LAS LAPAS DE LAS DOS ESPAÑAS!!. Por Salvador Barnes. Periodista.

Desde tiempos de Viriato, y siguiendo la historia política de este País a grandes zancadas, nos cuesta querer ver los pormenores que esto lleva, pero que lo tenemos hasta la actualidad en la que vivimos. Vemos que está teniendo su efecto en estos momentos ese zumo de almíbar político que tiene la cúpula actual del Partido Popular. Vuelven a ser todos amiguetes del alma, pasaron esos lúgubres tiempos de «Gürtel», ahora todos son abrazos, codazos de saludo, gritos de aclamación en el Senado y en el Congreso, y aplausos a la cara desde los escaños de las bancadas del PP al líder para que vaya tomando nota de su parroquia y vea quienes son los que más le aplauden. Pero este País así y todo tiene mucho que decir de tantos episodios políticos en donde se la daban por una parte vítores, abrazos a su señor, y en la otra le asaetaban por la espalda. Sin dudarlo esa es parte de la leyenda de la política del poder, el querer seguir en la maldita y «bon vivant» vida, es por lo que estos seudo canallas se venden.
Casado y su amplio y reforzado clan, pero flojo en determinaciones políticas. Deberían de saber o hacer algo sobre esas ideas que tienen algunos de los conocidos «Felones» de derrocar a Casado como líder del PP. La traición para conseguir el poder son grande cualidades, son asignaturas que no se aprenden, son parte miserable del individuo que presume de no tener estómago, ya que se denominan ellos mismos de «liberales» donde mucho están en ese club secreto elitista en el cual figuran personajes como Aguirre y Álvarez de Toledo, haciéndole sitio a su última adquisición, la esplendorosa «Ayuso», todas enamoradas del entorno político y efectivo del aznarismo del FAES, en donde el faro ideológico de José Mari vigila, otea y da órdenes para recoger óptimos resultados políticos, todo esto para controlar el cotarro, tener de momento el «balón político», hasta que se consiga el balón que nunca se debió de perder, el de «Génova 13».
Pero hay un clamor, un clan madrileño que están por la labor de encumbrar a Ayuso, gritándole ¡Presidenta, Presidenta!. Volvemos a las dos Españas de las cuales cada una de ellas se subdivide en otros minúsculos Partidos e ideas, son grandes lapas, enormemente molestas para poder tener una continuidad de buen Gobierno ya que se adosan como ventosas al poder reinante. Los rojos de Sánchez y sus diferentes socios, comunistas, independentistas, ácratas, republicanos exetarras, y a estos para no ser menos en el bazar del País están los azules de Casado y su derivados políticos como falangistas, fascistas liberales, moderados, beatos y ahora clanes con el aplauso cerrado a Ayuso y sus consabidas aceptables ideológicas Aguirre y Cayetana. Toda una enorme tela de araña que espera devorar desde su centro de la tela a los que en sí no comulguen con las nuevas ideas que brotan del Faes. Pronto tendremos las Elecciones anticipadas (eso se comenta), y en esos momentos vendrán y se pondrán en práctica los «aquelarres políticos».

Salvador Barnes

Spread the love

Deja una respuesta