Melilla exigirá certificado covid para eventos e instalaciones deportivas

28 Julio 2021/Agencias

Melilla exigirá el certificado covid a mediados de agosto para entrar o hacer uso de las instalaciones deportivas municipales, o participar en eventos culturales o de festejos como conciertos, auditorios o teatro, así como para cualquier actividad recreativa que implique aglomeración de personas.

La ciudad autónoma se sumará así a Galicia y Canarias, donde se exige el certificado para acceder al interior de locales en los municipios y zonas de alta incidencia del coronavirus, como por ejemplo Tenerife, donde se aplica desde el lunes. En Galicia, está vigente desde el sábado.

Esta medida esta sobre la mesa del Consejo Interterritorial de Salud de este martes, cuando algunas comunidades como Andalucía se han manifestado a favor, otras, como la Valenciana, descartan adoptarla y algunas, como Madrid, piden una estrategia común.

Según ha avanzado en rueda de prensa el consejero de Economía y Políticas Sociales, Mohamed Mohamed Mohand, también se exigirá la presentación del certificado covid para entrar en Melilla, tanto por vía aérea como marítima, a partir de principios del mes de septiembre.

El consejero ha recordado que Marruecos requiere certificado covid y pauta completa de vacunación para entrar en su territorio, por lo que será «un elemento fundamental para la movilidad con el país de al lado», algo que ha instado a tener en cuenta cuando se reabran los pasos fronterizos terrestres, cerrados desde el 13 de marzo de 2020 por la pandemia.

Mohamed Mohand ha puntualizado que «no se está obligando a la gente a vacunarse», ya que el certificado covid se puede obtener no solo teniendo la pauta vacunal completa, sino también mediante una prueba diagnóstica negativa o habiendo superado la enfermedad en los últimos seis meses.

Esta medida, según el consejero, introduce «un elemento de equilibrio entre la ciudadanía», para que «aquellos que se han vacunado y lo han pasado mal no tengan que sufrir restricciones en su vida y actividad económica por quienes no se quieren vacunar por una decisión personal».

«Es evidente que las personas que se han sacrificado estos meses no pueden asumir los costes por la insolidaridad de quien no se quiere vacunar», ha agregado Mohamed Mohand tras recalcar que «no pueden pagar justos por pecadores».

Spread the love

Deja una respuesta