Pedro Peñate y Rosa Romero, juntos en una nueva edición del Dakar

9 Noviembre/ Milagros Regalado ( @mrg.cars). Por tercera ocasión, la copiloto catalana va a hacer equipo con el piloto valsequillero en la Expedición Canarias Dakar. Para ella será su décima participación en esta prueba en la que, como Peñate, empezó a competir sobre dos ruedas.

Poco a poco sigue engrasándose la maquinaria de la Expedición Canarias Dakar. Terminado ya el montaje del ‘side by side’ con el que estarán en la etapa prólogo con la que se dará el pistoletazo de salida a esta edición del raid más importante del mundo y que se prolongará por espacio de dos semanas –desde Al-Ula y cruzando Arabia Saudí para volver a orillas del Mar Rojo en la meta de Yanbu–, es momento de pulir los últimos detalles.

Lo saben bien Pedro Peñate y Rosa Romero, piloto y copiloto del equipo con sede en Gran Canaria y que, por tercera ocasión, van a formar equipo. En realidad, para ser rigurosos, va a ser la cuarta, pero en Dakar de 2012 ambos compartieron equipo, aspiraciones y contratiempos pero a lomos de sendas KTM. Se conocen bien la catalana y el canario y por eso volverán a estar codo con codo en el interior del buggy de la Expedición Canarias Dakar.

Para Rosa va a ser su décimo Dakar, pero mantiene intacta su ilusión: «Es una carrera única. Es mágica. Puedes estar toda la temporada compitiendo, pero llegas estas fechas y te entra ese gusanillo indescriptible. Es casi igual que la primera vez, pero con la ventaja de la experiencia y el saber cómo gestionar la carrera. No sólo el durante, también el antes, que es súper importante y te da muchas posibilidades de hacer un buen Dakar. Creo que este año podemos lograr un buen resultado en nuestra categoría porque Pedro ya tiene experiencia en todo tipo de terrenos; tanto en uno más duro y roto más parecido al que puede encontrarse en Canarias, como en arena después de los dos últimos años».

Sobre el hecho de formar ya una pareja consolidada en esta prueba, Rosa es muy clara: «Ambos sabemos que en el Dakar se viven situaciones límite y tienes que tener un buen compañero al lado con quien formar un equipo. Si no, se hace mucho más duro. Creo que, en este sentido, no podría encontrar un mejor compañero que Pedro. Estoy muy contenta de formar parte de nuevo de la Expedición Canarias Dakar y de volver a disfrutar y sufrir en el coche a su lado», remata.

Pedro Peñate coincide: «Rosa es hoy por hoy el 50% de este proyecto. Me aporta sus conocimientos de navegación, su experiencia en una carrera tan peculiar y dura como el Dakar, su seguridad y el hecho de ser una grandísima compañera con la que es muy fácil convivir con el cansancio y la tensión acumulados durante dos semanas y las situaciones que se van produciendo a diario. Creo que formamos un buen equipo y el hecho de tenerla al lado me hace afrontar con mucha ilusión esta edición», explica el deportista valsequillero.

 

Tras la cancelación del Rally de La Oliva (Fuerteventura) que se iba a celebrar el pasado fin de semana, la Expedición Canarias Dakar tiene previsto hacer un último test con su buggy antes de embarcarlo rumbo a Barcelona para pasar las preceptivas verificaciones técnicas desplazarse con el grueso de los vehículos que competirán en esta edición hacia Arabia Saudí.