Podemos carga contra Batet y el Supremo por la inhabilitación de Rodríguez

23 Octubre 2021/Agencias
La líder de Unidas Podemos, Ione Belarra, ha denunciado «prevaricación» tras la comunicación de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, a su compañero Alberto Rodríguez de la pérdida de su condición de diputado y ha criticado que haya sido condenado sin pruebas y con el objetivo de quitarle el escaño.

Batet ha adoptado esta decisión después de que el Tribunal Supremo le haya respondido que ya dejó claro a la defensa del diputado de Podemos Alberto Rodríguez que no había errores en la sentencia y que procede ejecutar la inhabilitación porque así lo exige la ley cuando se impone una pena de prisión.

Belarra ha lamentado que su compañero haya sido condenado «a pesar de las pruebas que demuestran que él no estuvo allí» y lamenta, en un mensaje en Twitter, que «el Supremo presiona a la Presidencia del Congreso para retirárselo aunque ambos saben que no es lo que dice la sentencia. Prevaricación».

«Sin pruebas y sin testigos. Esto va de #JuecesContraLaDemocracia. Acaban de privar a Alberto Rodríguez de ejercer como diputado y representar a la gente trabajadora de nuestro país desde el Congreso. Pierde la democracia, avanza la ultraderecha», indica Podemos en su cuenta oficial.

Tampoco hay ningún argumento legal que permita retirar la condición de diputado para la ministra de Igualdad, Irene Montero, tal y como «explicaron con claridad los letrados del Congreso». «Detrás está la reacción judicial y política más profunda. Es un asalto a la democracia», añade.

El exlíder de Podemos, Pablo Iglesias, critica que Batet haya adoptado esta decisión «contra el criterio de los letrados del Congreso y tras las presiones de Marchena y la derecha» y sabiendo que el juicio contra Rodríguez «fue impresentable». «Como en la República de Weimar, el monstruo avanza con aliados», concluye.

Isabel Serra, portavoz de Podemos, asevera: «Los jueces rodean el Congreso y Batet entrega a Alberto Rodríguez».

Para la secretaria organización, Lilith Vestringe, «se ha consumado un ataque sin precedentes a la soberanía popular; el Tribunal Supremo ha ordenado, y la presidencia del Congreso ha consentido, que se retire el acta a un diputado nacional sin base jurídica alguna. No es un ataque a Podemos, es una agresión a la democracia misma».

Juan Carlos Monedero, exdirigente de Podemos, también lamenta esta decisión: «Hay que ser impresentable», asevera y opina que la presidenta del Congreso «hace lo mismo que ha hecho la socialdemocracia a lo largo de la historia cuando la cobardía ha vencido a la dignidad. Willy Brandt se lamentó de no haber confrontado a los nazis en 1933. No aprendéis».

Juan López de Uralde afirma: «la cacería contra Alberto Rodríguez es un escándalo. Un ataque sin precedentes en nuestra democracia. La sentencia del TS no le quitaba el escaño».

Para la diputada de esta formación por Madrid Beatriz Gimeno «en adelante Batet no es digna de representar la democracia porque no ha sabido defender la soberanía popular».

Spread the love

Deja una respuesta